• En el Hospital General Regional No. 1 de Orizaba hay 58 pacientes renales trasplantados.
  • Gracias al Seguro de Salud para Estudiantes, Jany recibe seguimiento en el IMSS tras recibir un riñón de su mamá.

En el marco del Día de las y los Pacientes Trasplantados, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Veracruz Sur hace el llamado a la población a hacer conciencia sobre la cultura de la donación de órganos, el cual permite mejorar la calidad e incluso salvar la vida a niños, jóvenes y adultos que se encuentran en espera de un órgano o tejido.

La nefróloga del Hospital General Regional (HGR) No. 1 de Orizaba, doctora Laura Elena Reyna Carmona, también es la encargada del Programa de Trasplante Renal, informó que actualmente hay 58 pacientes con trasplante de riñón en control y vigilancia, de los cuales cuatro recibieron el órgano de un donador cadavérico.

En el HGR No. 1 se da seguimiento y vigilancia a los pacientes que tienen trasplante de riñón, tras ser estabilizados en la Unidad Médica de Alta Especialidad en el Puerto de Veracruz, con el objetivo de monitorear el funcionamiento del órgano, o en su caso identificar oportunamente el rechazo de este.

La principal causa de daño renal que lleva a un paciente a necesitar este órgano es la insuficiencia renal causada por diabetes en adultos; en niños y jóvenes la hipoplasia renal, que es cuando los riñones que no se desarrollan.

“Tenemos 58 pacientes trasplantados actualmente, aún hay una lista de pacientes; sin embargo, hay poca cultura de la donación, que no permite a los pacientes niños, jóvenes y adultos a recibir oportunamente uno. La mayor parte de trasplantes que se concretan son de donador vivo, ya que de cadavérico son pocos. Es importante recalcar que tenemos que fomentar la cultura de donación de órganos, así podremos salvar muchas vidas”, detalló la nefróloga de HGR de Orizaba.

Los pacientes en control en el HGR No. 1 van desde los 17 hasta los 80 años, explicó la doctora Reyna Carmona, la calidad de vida que tienen tras el trasplante es excelente, toda vez que una diálisis o hemodiálisis no logra sacar 100% de las toxinas del cuerpo, por lo que recibir un órgano es cómo volver a nacer.

Jany es una adolescente de 17 años que recibió el riñón de su mamá en enero de 2023 en su natal Chiapas, procedimiento realizado en un hospital de la Secretaría de Salud, actualmente se encuentra en control y seguimiento en el HGR No. 1 de Orizaba, gracias al Seguro de Salud para Estudiantes que el IMSS proporciona a los alumnos de nivel medio superior, superior y postgrado de escuelas públicas.

“Quiero hacerle la invitación a todos para que digan sí a la donación, a mí me cambió la vida y me permitió mejorar, ahora ya puedo hacer todas aquellas cosas que quería y que por estar enferma de mis riñones no podría, como es ir a la escuela y salir a pasear”, dijo la paciente.

Finalmente, la nefróloga del IMSS llamó a la población a hacer conciencia sobre la importancia de la donación de órganos, toda vez que los pacientes que se encuentran en lista de espera de trasplante cadavérico deben esperar hasta 7 u 8 años, en su mayoría ya que es muy tarde.