Se suman las tortillas, leche pasteurizada y fresca, así como colegiaturas de universidades y preparatorias al incremento en precios

El aumento a la tortilla y el regreso a clases fueron parte de los factores que incidieron para que la inflación general anual acelerara a 8.62 por ciento en la primera quincena de agosto, su nivel más alto desde la segunda quincena de diciembre de 2000, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De ahí que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) aumentó 0.42 por ciento respecto a la quincena anterior, con lo que la inflación general anual superó las expectativas de los analistas, quienes esperaban una tasa de 8.51 por ciento con base a la Encuesta Citibanamex de Expectativas.

Así que durante los primeros 15 días de agosto los mexicanos tuvieron que pagar 37.66 por ciento más por la cebolla, 2.36 por ciento por la papa y los tubérculos, 1.97 por ciento por las preparatorias, 1.56 por ciento por la tortilla de maíz, 1.41 por ciento por otros productos cocinados, 1.19 por ciento por universidades.

Además 0.73 por ciento más por el aumento en precios en loncherías, fondas, tortas y taquerías, 0.70 por ciento por leche pasteurizada y fresca, 0.62 por ciento por refrescos envasados y 0.13 por ciento por vivienda propia.

De ahí que la inflación de alimentos, bebidas y tabaco alcanzó una tasa anual 12.73 por ciento, mientras que la educativa derivada de las colegiaturas fue de 3.73 por ciento anual.

Con esto, es evidente que continúan las presiones inflacionarias y que en México no ha tocado un pico, de tal manera que la inflación general anual fue 2.2 veces su promedio histórico, refirió Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Grupo Financiero Base.

En tanto que los productos que registraron las mayores bajas se observaron en el chayote con 13.61 por ciento menos, transporte aéreo con menos 12.51 por ciento, aguacate con menos 8.85 por ciento, nopales con menos 3.91 por ciento, plátano con menos 3.72 por ciento, chile serrano con menos 3.81 por ciento.

El aumento a la tortilla también influyó para que la inflación general anual acelerara a 8.62 por ciento. Foto: Cuartoscuro

Además de las disminuciones en los costos de servicios turísticos y en paquete con menos 2.84 por ciento, huevo con menos 1.95 por ciento, pollo con menos1.37 por ciento, y electricidad con menos 0.44 por ciento.

Asimismo, el índice de precios subyacente creció 0.49 por ciento a tasa quincenal y 7.97 por ciento anual, y fue impulsada por el incremento quincenal de 0.72 por ciento y anual de 10.43 por ciento en mercancías; y de 0.22 por ciento quincenal y 5.16 por ciento anual en servicios.

A decir de Janneth Quiroz Zamora, subdirectora de Análisis Económico de Monex grupo Financiero, la inflación subyacente suma 35 quincenas por arriba del límite superior objetivo de Banco de México y alcanzó la tasa más elevada desde la segunda quincena de noviembre de 2000.

Además de que en las últimas 23 quincenas, sólo en la primera de mayo tuvo un descenso, y hacia adelante, será determinantes el comportamiento del rubro de mercancías, que tiene un peso de 39.2 por ciento dentro del INPC, comentó la especialista en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el índice de precios no subyacente subió 0.22 por ciento quincenal y 10.59 por ciento a tasa anual. Dentro de esta, destacó el incremento en los productos agropecuarios de 0.45 y 14.50 por ciento, respectivamente, y de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno de 0.03 y 7.48 por ciento, en el mismo orden.

El Inegi también informó que las entidades con mayor incidencia en el INPC fueron Puebla con 0.74 por ciento quincenal, seguida de San Luis Potosí con 0.79, Sinaloa y Yucatán con 0,69 cada una, y Chiapas 0.65 por ciento.

Mientras que reportaron la menor incidencia fueron Michoacán con 0.12 por ciento quincenal, Quintana Roo con 0.19, Tlaxcala con 0.20, Guanajuato con 0.22 y Campeche con 0.25 por ciento.

Por ciudades las que destacaron por su mayor variación fueron Tehuantepec, Oaxaca, con 0.91 por ciento quincenal, Coatzacoalcos, Veracruz, con 0.81, Tapachula, Chiapas, con 0.76, Cd. Juárez, Chihuahua, con 0.75 y Puebla, Puebla, con 0.74 por ciento.

Mientras que en las de menor variación se ubicaron como principales Tepatitlán, Jalisco, con menos 0.20 por ciento quincenal; Morelia, Michoacán, con menos 0.05; León, Guanajuato, con 0.11; Chetumal, Quintana Roo, con 0.18; y Tlaxcala, Tlaxcala con 0.20 por ciento.

En cuanto al comportamiento de los subíndices que integran el INPC, según la Clasificación del Consumo Individual por Finalidades (CCIF) utilizada internacionalmente para los índices de precios al consumidor, destacaron alimentos y bebidas no alcohólicas con 13.92 por ciento, bebidas alcohólicas y tabaco con 8.77 y prendas de vestir y calzado con 5.60 por ciento.

Por último, el Índice de Precios de la Canasta de Consumo Mínimo aumentó 0.61 por ciento quincenal y 9.48 por ciento a tasa anual.

Fuente: El Heraldo de México.