La gimnasta jalisciense reanuda sus ejecuciones en el trampolín tras Tokio 2020 e incrementa la dificultad; su primera competencia del año será el selectivo de Mérida

Luego de su participación en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, donde hizo historia al ubicarse dentro de las mejores ocho en la final individual de gimnasia de trampolín, la jalisciense Dafne Carolina Navarro Loza, continúa con su preparación en su natal Guadalajara, junto a su entrenador Raúl López, con quien trabaja en dos rutinas nuevas que espera presentar en las competencias programadas para el 2022.

En entrevista para la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), la tapatía adelantó que desde hace tres meses afina detalles en tres rutinas, de las cuales dos son completamente nuevas y la otra es la que presentó el año pasado.

/cms/uploads/image/file/702936/WhatsApp_Image_2022-02-22_at_2.17.30_PM.jpeg

“Trabajo más o menos en las rutinas que ya tenía; estoy agarrando ritmo porque después de Tokio fue descansar una temporada, pero ya estoy trabajando, enfocándome en una nueva rutina para tener tres opciones, así que vamos a ver a cuál me adapto mejor y cuál de las tres es mejor estrategia en este momento y para el año”, indicó la deportista de 26 años.

En la gimnasia de trampolín se caracterizan por la realización de saltos continuos con rotación en el eje transversal o longitudinal, mortales con o sin giros ejecutados a una gran altura y con una variedad de elementos, ante esto, la tapatía detalló que buscará implementar un salto triple y un doble, además de elevar el grado de dificultad en sus ejecuciones.

/cms/uploads/image/file/702935/WhatsApp_Image_2022-02-22_at_2.17.31_PM.jpeg

“En una de las rutinas nuevas es incrementar un triple más y en la otra trabajar con más dificultad, pero solo es un salto doble un poco más complicado y lo sustituí por un doble más sencillo”.

Para reforzar y pulir los nuevos elementos en las rutinas, Navarro Loza, mencionó que entrena de lunes a viernes a doble sesión y complementa el trabajo con el gimnasio, la halterofilia y la natación, disciplinas que le han dado mayor fuerza a todo su cuerpo y que le han ayudado a tener más elevación en el trampolín.

Con respecto al proceso olímpico rumbo a París 2024, la medallista en el Mundial de San Petersburgo 2018, compartió que será algo muy similar que el de Tokio, que será con la suma de puntos en las Copas del Mundo y con el Campeonato Mundial del 2023.

“En lugar de seis copas van a ser cinco y se van a tomar las mejores tres de la temporada, otra forma de calificar es ser finalista en el Campeonato del Mundo del próximo año, que será en Birmingham, Gran Bretaña”, explicó.

/cms/uploads/image/file/702937/WhatsApp_Image_2022-02-22_at_2.17.30_PM__1_.jpeg

La gimnasta abrirá el calendario de competencias con un selectivo, que se llevará a cabo a finales de abril, tentativamente, en Mérida, Yucatán, rumbo al Panamericano de la disciplina en Brasil, evento que repartirá las primeras plazas a los próximos Juegos Centroamericanos y del Caribe.

“El calendario aún está formándose, pero hay una competencia en abril es un selectivo para ir al Panamericano que da plazas a los centroamericanos, pero antes de eso, a mí me gustaría hacer un campamento en Canadá y para finales de año es el Mundial, en Bakú, Azerbaiyán”, puntualizó.

Fuente: CONADE.