El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Norte advierte sobre las quemaduras de sol durante la temporada de calor, pues, aunque pudiesen parecer inofensivas, conllevan riesgos a largo plazo para la salud cutánea y visual.

“Una quemadura solar es un daño causado en la piel por los rayos ultravioleta (UV) emitidos por el sol. Dependiendo de su grado, esta clase de lesiones pueden producir enrojecimiento, dolor leve a moderado, ampollas, fiebre, escalofríos, descamación”, explicó el médico Napoleón Bernal Hernández de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 66.

Las quemaduras de primer grado son leves y normalmente pueden tratarse desde casa; sin embargo, las de segundo grado tienden a presentar un dolor significativo, pues se dañan capas profundas de la piel y terminaciones nerviosas, siendo necesario recurrir al médico.

Bernal Hernández comentó que, la cantidad de exposición solar requerida para producir una quemadura varía de acuerdo con la persona, por la cantidad de melanina en su piel (pigmentación), la capacidad de producir más melanina y el nivel de radiación UV en los rayos del sol el día de la sobreexposición.

A largo plazo pueden producir mayor probabilidad de padecer cáncer de piel, aumento en la cantidad de herpes labial; cataratas, debido a no proteger los ojos de la luz solar directa o indirecta; cambios en la piel como arrugas prematuras o manchas.

El médico enfatizó que, las personas mayormente afectadas por los rayos del sol son quienes tienen una tez más clara o pecosa, de cabello rubio o pelirrojo y quienes tienen ojos claros. La edad también afecta la reacción de la piel ante el sol, siendo los niños menores de 6 años y adultos mayores de 60 los más susceptibles.

Algunas de las medidas de prevención para las quemaduras solares son: aplicarse protector solar 30 minutos antes de salir; usar ropa de manga larga, de preferencia de algodón, así como sombreros de ala ancha, gafas oscuras y sombrillas para cubrir la piel, no permanecer más de media hora bajo el sol directo ni exponerse a los rayos UV entre las 10:00 y las 16:00 horas, pues entre estas horas tienen mayor intensidad.

Para finalizar, Bernal Hernández recordó a la población aplicar compresas frías, cremas hidratantes o aloe vera en caso de quemaduras leves; no se recomienda la aplicación de productos a base de petrolato como la vaselina. En caso necesario, se debe acudir a la UMF correspondiente para valoración y tratamiento