*Campaña de odio busca dañar su trayectoria artística de 25 años

*Su divorcio y responsabilidad paterna se amparan ante la ley

*Daño mediático ponen en riesgo empleos y afectarían negocio del espectáculo

El reconocido cantante veracruzano Gerardo Espinoza Núñez, mejor conocido como “Gerry”, desmintió las acusaciones en su contra y presentó pruebas contundentes para desacreditar las falsas afirmaciones hechas sobre su persona en redes sociales y medios tradicionales.

Tras la difamación pública realizada por su hija Estrella Vigoritto como se hace llamar en las rede sociales el pasado 8 de marzo, Gerry se ha visto etiquetado en redes sociales como agresor, machista, misógino, drogadicto y deudor alimenticio, sin contar con pruebas ante la ley que respalden tales acusaciones infundadas.
El cantante aclaró que cumple a cabalidad con sus responsabilidades financieras como padre, al hacer los depósitos de pensión alimenticia en el juzgado de lo familiar desde el 16 de febrero, desmintiendo así la falsedad de haber dejado de dar dinero en los últimos ocho meses.

Aseguró que la entrega de pertenencias se realizó de manera legal y transparente, con la presencia de un actuario que supervisó el proceso sin ninguna negligencia por parte del cantante.

En cuanto a las conversaciones con su hija, Espinoza Núñez afirmó que no hay evidencia de violencia contra ella y su madre, y denunció la vulneración de su privacidad y datos personales al exponer dichas conversaciones en redes sociales, lo cual se defenderá ante las instancias legales correspondientes.

El cantante resaltó su amor, empatía y sensibilidad hacia su hija, al asegurar que siempre ha estado presente en la vida de ella, tanto en momentos difíciles como en los más felices hasta la fecha.

Expresó su preocupación por el bienestar de las mascotas durante la ausencia de su exesposa, señalando que, a pesar de 29 días de abandono, las mascotas siguen vivas, lo que pone en duda las acusaciones de descuido por parte de él.

En un acto de transparencia, el veracruzano reveló que su exesposa retiró una demanda en su contra al no poder acreditar sus acusaciones y manifestando hechos falsos, lo que también se hará valer ante las instancias legales correspondientes.

Ante los medios de comunicación, advirtió sobre el impacto negativo de las acusaciones infundadas en redes sociales, que pueden perjudicar a terceros, como a los empresarios que ya tienen fechas confirmadas, y que de manera dolosa, se meten a la red en los anuncios de los eventos para desacreditar su imagen.

Reiteró que dicha campaña de desprestigio pretende desacreditar su carrera artística de 25 años, además de poner en riesgo el trabajo de más de 15 personas que dependen de su labor como cantante profesional, entre músicos y técnicos de audio e iluminación.

Concluyó que su objetivo es aclarar que no ha cometido ningún delito de los que se le acusan en redes sociales; y se mantiene firme en la defensa de su integridad y reputación ante estas acusaciones infundadas y mediáticas que paradójicamente se exponen en la opinión pública pero no en los juzgados.