El Instituto Veracruzano de la Cultura celebra el 25 aniversario del Jardín de las Esculturas el próximo 23 de noviembre con dos exposiciones que dan cuenta de la vocación de este espacio: 25 años del JEX | Una memoria gráfica y Cristales y estratos: una celebración por la tierra, colección de la artista Renata Gerlero. Asiste a la inauguración de ambas muestras el jueves 23 a las 18:00 horas en las salas del recinto más verde del IVEC, con la compañía musical del grupo Voces Veracruzanas.

25 años del JEX Una memoria gráfica está integrada por material de archivo y audiovisual que narra la historia del recinto y varios de los eventos más relevantes que han tenido lugar desde su apertura en el año de 1998. La muestra también incluye obras de pequeño y mediano formato creadas por las y los artistas fundadores, quienes hace 25 años de manera generosa iniciaron este proyecto donando esculturas que hoy en día forman parte del patrimonio de las y los veracruzanos a resguardo del IVEC. Estarán presentes en la Sala Bromelia a través de sus obras Adalberto Bonilla, Elsa Naveda, Hiroyuki Okumura, Javier Cervantes, Leonor Anaya, Manuel Velázquez, Rafael Villar, Roberto Rodríguez, Rocío Sagaón, Ryuichi Yahagi y Teresa Gómez.

En la galería central del recinto, por su parte, se inaugurará la colección Cristales y estratos: una celebración por la tierra de Renata Gerlero. En esta exposición la artista experimenta con sales de distintos sulfatos: cobre, hierro o cobalto, entre otros, a partir de los que crea situaciones ideales para “cultivar” y hacer crecer cristales. Juega con las concentraciones, temperaturas y tiempos para generar piezas tridimensionales, esculturas gestantes que pueden continuar creciendo, evolucionar, detenerse u oxidarse al término de su ciclo. Los residuos de estas variables se integran a la propuesta al llevar el material líquido remanente a la bidimensionalidad, plasmando el salitre, el óxido y demás descompuestos sobre lienzo y papel por medio de la técnica del grabado tradicional. La obra en sí misma forma un ciclo de creación-desintegración.