Por Elías Durán

Los estudiantes del CBTIS 13 ‘José María Cos y Pérez’ vendieron en la calle los antojitos y aguas de sabor que habían preparado para la celebración de una kermés que tenían programada para este jueves, con motivo de las fiestas patrias.

Los estudiantes ofrecieron pambazos, empanadas, picadas y hasta pozole que habían llevado para convivir en un día en el que incluso se les permitió vestir sin uniforme.

Sin embargo, la dirección del plantel notificó a los padres de los estudiantes de primero, tercero y quinto semestre del turno matutino que la suspensión de actividades se debía a una contingencia sanitaria por falta de agua.

Incluso forzaron a la evacuación del plantel, por lo que solicitaron a los padres de familia que acudieran para recoger a sus hijos, los cuales se organizaron para vender la comida en las inmediaciones del bachillerato ubicado en la esquina de las avenidas Miguel Alemán y Villahermosa.

Debido a la importante cantidad de alimento que prepararon, los jóvenes y sus padres se organizaron para trasladar su venta hasta la Zona Universitaria, donde ofrecieron los antojitos en 10 y 15 pesos, mientras que el pozole en 38 pesos.

Sin embargo los elementos del ejercito mexicano y seguridad publica montaron un operativo para resguardar la zona de las calles Miguel Alemán, Ferrocarril interoceánico y norte 8 por la localización de un supuesto artefacto.

Afortunadamente todo fue controlado y el supuesto artefacto fue recogido y llevado por las autoridades, la Fiscalía Regional iniciara una investigación respecto a este hecho suscitado el día de hoy. La vialidad estuvo cerrada por unos minutos para posteriormente reabrir la circulación.