La oftalmóloga de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 14 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Norte, Carolina Camacho Cid, explicó la diferencia entre el uso de gafas y lentes de contacto, así como la importancia de la higiene en el uso de lentes.

“La elección de uso de gafas o lentes de contacto para corregir la visión depende de preferencias personales y es importante que se tenga en cuenta que no es necesariamente uno mejor que el otro, cada uno tiene ventajas y desventajas respecto a la visión, facilidad de uso y salud ocular”, explicó Camacho Cid.

Los anteojos ofrecen muchos beneficios frente a los lentes de contacto, siendo el principal y uno de los más importantes la higiene ya que no se tiene la necesidad de tocar el ojo para usarlos, lo que disminuye el riesgo de infecciones oculares.

Las gafas también ayudan a regular la cantidad de luz que ingresa en el ojo para su confort y visión óptimos.

“Los lentes de contacto al estar sobre el ojo favorecen en particular a la visión periférica y son adecuados para practicar deportes, incluso los lentes de contacto de color pueden ser graduados para una imagen diferente. También está el procedimiento conocido como ortoqueratología que es el uso de lentes de contacto nocturnos que corrige temporalmente la miopía, lo que permite al día siguiente una visión más clara sin la necesidad de anteojos o lentes suaves”, comentó la especialista.

El uso de lentes de contacto exige un cuidado específico y limpieza diaria del lente como del estuche, con la finalidad de evitar infecciones oculares graves, por lo que es necesario tener el compromiso de los cuidados, limpieza y el retirar todos los días el lente del ojo para no perjudicar la visión.

Solo los lentes ocupados en la ortoqueratología se usan de manera nocturna retirándose en la mañana.