La enésima tragedia migratoria en el mar se traslada esta semana a aguas de Cabo Verde. Más de un mes después de haber partido de Senegal rumbo a las islas Canarias, el pesquero vasco Zillari localizó el pasado martes a 38 supervivientes y siete cadáveres en un cayuco en el que habían embarcado un centenar de personas y que permanecía la deriva en el Atlántico, a unas 150 millas al nordeste de la isla caboverdiana de Sal.

La Organización Internacional de las Migraciones (OIM) cifra en 63 el balance de muertos de este nuevo naufragio. «Todavía no tenemos claras las circunstancias de lo que sucedió en la embarcación, pero estar varado en el mar durante un período tan prolongado de tiempo conlleva graves riesgos, además de ahogarse, hipotermia, deshidratación, etcétera», explicó a varias agencias la portavoz de la OIM, Safa Msehli.

Según los testimonios de los náufragos recogidos por Cruz Roja unas 56 personas habría muerto de hambre y sed durante la travesía y sus cuerpos fueron lanzados al mar.

Tras avistar la embarcación, el pesquero español dio aviso a las autoridades y trasladó a los supervivientes hasta el puerto de Palmeira, en la isla de Sal, según informa la televisión pública caboverdiana. Medica docena tuvieron que ser ingresados en un hospital al llegar a tierra por presentar un cuadro grave de deshidratación. Todos son hombres, 37 de nacionalidad senegalesa y uno de Guinea-Bisáu, y entre ellos hay cuatro menores de entre 12 y 16 años.

La barca salió el 10 de julio del puerto senegalés de Fass Boye, al norte de Dakar, con 101 personas a bordo, según confirmó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Senegal. Habían pasado más de cinco semanas en mitad del océano Atlántico.

El pasado día 12, la Marina Real de Marruecos rescató del mar a 134 senegaleses que trataban de migrar a España de forma irregular y cuya embarcación también había partido de Fass Boye. La ruta que conecta el este de África con las islas Canarias se había cobrado la vida de al menos 77 personas en lo que va de año antes de este naufragio, que sumaría otras 63 a esta negra estadística. Desde 2014, la cifra de fallecidos se eleva a 650 personas, aunque la OIM admite que el número real es mayor.

Fuente:https://www.lavozdegalicia.es/noticia/internacional/2023/08/18/mueren-hambre-sed-63-migrantes-cayuco-senagales-tras-mes-deriva-tras-partio-senegal/0003_202308G18P14993.htm