En sesión de cabildo del ayuntamiento de Chihuahua, determinó por unanimidad prohibir el reggaeton y los corridos.

Lo anterior debido a que se busca  “incorporar hipótesis normativas que permitan prevenir la violencia de género y sancionen aquellas conductas que atenten contra la dignidad de las mujeres”. Al respecto, la regidora Blanca Patricia Ulate Bernal, explicó que generalmente este tipo de música promueve la violencia hacía las mujeres.

El presidente municipal reconoció que “por un principio de libertad de expresión” no se pueden prohibir las presentaciones de géneros que “denigren” a la mujer, como el reggaetón y los corridos tumbados. Sin embargo, sí pueden imponer multas que vayan dirigidas a refugios de mujeres violentadas o a programas de prevención de la violencia.

De manera similar en la ciudad, las interpretaciones de narcocorridos ya son sancionadas con multas que van destinadas a refugios y casas hogar de niños, a quienes “en muchos casos la violencia les arrebató a sus padres”.

En 2015 también se hizo una modificación a la reforma de policía y buen gobierno y al de diversiones y espectáculos, donde cualquier persona que interprete narcocorridos en eventos que cuenten con permiso de las autoridades municipales será sancionada con un arresto de 36 horas y con multas de entre $105,150.00 y $350,500.00