El tráfico aéreo se limitará en Londres este miércoles por la tarde para garantizar el silencio en el centro de la capital durante el traslado del féretro de Isabel II del Palacio de Buckingham a la capilla ardiente en Westminster.

Las limitaciones afectarán a algunos vuelos entre las 13H50 y las 15H40 (de las 12H50 a las 14H40 GMT) para «garantizar el silencio durante la procesión«, indicó el aeropuerto de Heathrow, el principal aeródromo londinense.

Las compañías aéreas informarán directamente a los pasajeros de cualquier cambio de vuelo y les corresponde también decidir si anulan alguno», precisó el aeropuerto.

Las autoridades aeroportuarias aclararon que no cuentan con una lista detallada de las perturbaciones.

La medida, que impedirá temporalmente que los aviones sobrevuelen el centro de Londres, causará retrasos, ya que las compañías no podrán despegar durante ese tiempo y deberán modificar su trayectoria para aterrizar o atrasar su llegada, precisó una portavoz del aeropuerto.

El féretro de la reina, fallecida el jueves a los 96 años de edad en el Castillo escocés de Balmoral, llegó el martes por la noche al Palacio de Buckingham, en Londres.

Sus restos se trasladarán a partir de las 14H22 (13H22 GMT) hasta el Palacio de Westminster, en una procesión de unos 40 minutos por el centro de la capital.

La capilla ardiente en la sede del Parlamento abrirá sus puertas a las 17H00 hasta la mañana del funeral, el 19 de septiembre.

Ese día, cuando decenas de dignatarios, de reyes a presidentes, estarán en Londres para despedir a la monarca más longeva del Reino Unido podrían haber nuevas perturbaciones aéreas, advirtió Heathrow, que comunicará los detalles «en los próximos días».

Fuente: Excelsior