Tony Ornato, subdirector del Servicio Secreto de Estados Unidos que dirigió el equipo de seguridad del expresidente Donald Trump, presentó su renuncia a la agencia, informó la prensa estadunidense.

Ornato es considerado una pieza clave para explicar lo que hizo Trump durante el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021.

Fue identificado como una figura central durante el testimonio explosivo de la exasistente de la Casa Blanca, Cassidy Hutchinson, ante el comité del Congreso que investiga la asonada.

A fines de junio, Hutchinson compartió con el panel lo que Ornato le había dicho sobre el comportamiento de Trump antes y durante la insurrección.

Entre otros detalles, dijo que Ornato le contó cómo Trump intentó conducir hasta el Capitolio aquel día e incluso arremetió contra un agente del Servicio Secreto.

Me jubilé hoy para seguir una carrera en el sector privado. Me retiré del Servicio Secreto después de más de 25 años de fiel servicio a mi país, incluido el servicio a los últimos cinco presidentes. Planeé jubilarme durante mucho tiempo y he estado planeando esta transición durante más de un año”, explicó Ornato en un comunicado a CNN.

Ornato fungía como subjefe de gabinete de la Casa Blanca cuando se produjo el ataque al Capitolio, rompiendo con el precedente del Servicio Secreto para servir como asesor político.

El comité selecto del Congreso que investiga la insurrección ha dejado en claro que cree que Ornato era una figura central que podría proporcionar información valiosa sobre los movimientos e intenciones de Trump antes del 6 de enero y el 6 de enero.

CNN informó anteriormente que Ornato se había reunido con el comité entre enero en enero y marzo, antes del testimonio de Hutchinson, pero las preguntas y respuestas de esas sesiones no se han publicado.

No está claro si Ornato terminará testificando en relación con las afirmaciones de Hutchinson.

Fuente: Excelsior