Sin una causa definida aún, el actor falleció ayer por la mañana a la edad de 81 años

El primer actor Manuel Ojeda falleció ayer a los 81 años, sin que se dieran a conocer los detalles de su deceso.

La Asociación Nacional de Actores lamenta profundamente el fallecimiento de nuestro Compañero Manuel Salvador Ojeda Manuel Ojeda, miembro de nuestro sindicato.

Nuestras condolencias a sus familiares, amigos y compañeros. Descanse en Paz”, señala el comunicado que la ANDA colocó en sus redes sociales.

A lo largo de más de 50 años de carrera artística, el actor nacido en La Paz, Baja California, tuvo la oportunidad de trabajar en casi 300 proyectos cinematográficos, nacionales e internacionales, y casi 50 producciones de televisión, lo cual le dio la oportunidad de compartir el set y los foros con los grandes de la industria.

Cintas como Pedro Páramo, El elegido, El apando, La pasión según Berenice, Salón México, La ley de Herodes y Las Poquianchis le dieron la oportunidad a Ojeda de trabajar bajo la dirección de cineastas como Servando González, Carlos Velo, Jaime Humberto Hermosillo, José Luis García Agraz, Luis Estrada, Arturo Ripstein y Felipe Cazals, entre muchos otros, siendo éste último, quien le dio su primera oportunidad en el séptimo arte cuando lo incluyó en el elenco de la icónica cinta Canoa: memoria de un hecho vergonzoso, de 1970.

En 1984 el actor tuvo la oportunidad de trabajar en Tras la esmeralda perdida (Romancing the Stone), donde dio vida al villano Coronel Zolo; fue ahí donde compartió créditos con Michael Douglas, Kathleen Turner y Dany DeVito, pero Ojeda no sólo representó a México en esta cinta, también participaron Alfonso Arau y Evita Muñoz Chachita, todos bajo la dirección de Robert Zemeckis.

En la televisión, Ojeda debutó en la telenovela Santa, donde compartió créditos con Tina Romero, Rosenda Monteros, Magda Guzmán, Sergio Jiménez y Margarita Sanz, y de ahí proyectos como Senda de gloria, El derecho de nacer, De pura sangre, El vuelo del águila, Laberintos de pasión, Amarte es mi pecado, Corazón salvaje y La tempestad, entre muchos otros, que le permitieron convertirse en un rostro recurrente y presente entre el público.

El último trabajo que realizó fue Corazón Guerrero, telenovela donde tenía un papel protagónico y que se encontraba grabando y donde compartía escenas con Alejandra Espinoza, Altaír Jarabo y Rodrigo Guirao.

Me siento muy tranquilo, espero seguir trabajando. A fin de cuentas no puedo cabalgar, porque también hay que aceptar, comprendo que ya no estoy en edad, pero hay muchos personajes que yo puedo hacer”, compartió en una entrevista para Televisa el actor de 81 años.

Su formación actoral tuvo lugar en el Instituto Nacional de Bellas Artes, donde incursionó como actor en las artes escénicas. También tuvo una intensa actividad en la escena teatral, entre las obras en las que participó fueron El ligue,

El gran teatro del mundo, A puerta cerrada, El enganche y Pedro Páramo, entre otras. La noticia de su fallecimiento tomó por sorpresa tanto al público como a sus compañeros de profesión, que no dudaron en expresar sus sentimientos hacia el histrión y la familia que le sobrevive.

Amigo, ya estaremos bailando juntos en el cielo. Que en paz descanses y todo mi respeto y fuerza a tu familia”, publicó la actriz Ana Martín en su cuenta de Instagram, palabras que acompañaban un video de ambos bailando.

Por su parte, Érika Buenfil, con quien compartió créditos en la telenovela La gata, lo recordó como uno de los compañeros de trabajo más cariñoso. “Descanse en Paz Manuel Ojeda. Gran compañero, amigo, cariñoso, caballero, un fuerte abrazo a su familia”.

Fuente: Excélsior.