Varias explosiones sacudieron este martes una base militar de Rusia en Crimea, expidiendo una espesa humareda que fue visible a varios kilómetros de distancia.

Las explosiones ocurrieron en la base aérea rusa de Novofedorivka, en el oeste de Crimea, por causas aún desconocidas.

Según testigos, al menos 12 estallidos se escucharon sucesivamente en el transcurso de un minuto cerca de las 3:30 hora local.

Usuarios de redes sociales compartieron videos y fotografías en el que se muestra a bañistas huyendo de una playa cercana a la zona de las explosiones y siendo evacuados por policías.

Rusia anexó la península de Ucrania en 2014 y ha ocupado el territorio desde entonces, a pesar de la condena generalizada por parte de la comunidad internacional.

La base de Novofedorivka se encuentra a más de 200 kilómetros de la parte más cercana de Ucrania continental no ocupada por las tropas rusas.

Hasta ahora, solo puedo confirmar el hecho de que ocurrieron varias explosiones en el área de Novofedorivka», notificó Oleg Kryuchkov, funcionario prorruso de la región, a la prensa local.

Las autoridades regionales se encuentran revisando el área afectada, según la agencia rusa RIA Novosti.

Fuente: Excelsior