El duelo del próximo viernes entre Mazatlán y Chivas será especial para Marco Fabián al enfrentar al equipo que le dio la oportunidad de debutar en la Liga MX, sin embargo, de paso criticó que actualmente en el plantel del Guadalajara no hay futbolistas que verdaderamente sientan el amor a la camiseta.

El jugador de 33 años comentó que en épocas pasadas había tipos como Omar Bravo, Adolfo Bautista y Alberto Medina, por mencionar algunos, que sentían y se entregaban al cien por ciento por y para el Rebaño Sagrado.

«Nunca lo voy a negar, en mi corazón siempre estará Chivas, ese escudo, con ese gran amor que le tengo y ese gran respeto. Creo que el Club Guadalajara viene trabajando bien, pero creo que hace falta que haya más jugadores que sientan los colores, los había en tiempos pasados», comentó en entrevista para ESPN.

Así mismo, Fabián indicó que el conjunto de Ricardo Cadena posee un plantel con calidad, pero la falta de referentes no le está ayudando en este inicio del Apertura 2022, ya que no hay quien guíe a los más jóvenes.

«Creo que hoy en día hace falta eso, referentes. Calidad hay, creo que la mayoría de los jugadores que están en el equipo tienen mucha calidad, tienen un futuro grandioso. Ser ese referente es sentir los colores, sentir que estás en un lugar privilegiado, que tiene mucha historia, que tiene muchas victorias, que representa a muchos mexicanos y que representan a una institución muy grande a nivel mundial».

Marco Fabián: aprender a manejar la presión

Por otro lado, Fabián recalcó que los elementos del cuadro tapatío tienen que aprender a sobrellevar el tema de la presión, pues independientemente del resultado, la exigencia está al máximo.

«Simplemente lo que se ve es que están perdiendo confianza (en la delantera). Presión siempre va a existir todos los días en Chivas, ganes, pierdas o empates, la presión la vas a llevar todos los días”, sentenció.

Mazatlán recibirá a las Chivas el próximo viernes a las 21:00 horas (tiempo del centro de México) por la Jornada 7 del Apertura 2022.

Fuente: Medio Tiempo