Vladimir Putin destituyó a Dmitri Rogozin, quien en cinco años en el cargo no logró frenar el declive de la industria espacial rusa; en su lugar fue nombrado Yuri Borisov.

Vladimir Putin emitió un decreto a través del cual destituyó al jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin, de 58 años, y será sustituido por Yuri Borisov, de 65 años, hasta entonces viceprimer ministro encargado del complejo militar-industrial ruso, que incluye también el ámbito espacial.

Borisov reemplazó a Rogozine en el cargo cuando éste asumió el mando de Roscosmos en 2018. Durante su mandato, Rogozine se destacó por sus tuits y sus mensajes provocadores en Telegram.

Sin embargo, en los cinco años que ocupó su cargo, no logró detener el declive de la industria espacial rusa, que se ve socavada por la obsolescencia, la falta de innovación y la corrupción.

En 2020, Rusia perdió el monopolio de los envíos espaciales con sus viejos pero fiables lanzadores y naves Soyuz debido a la llegada de SpaceX del multimillonario Elon Musk.

Desde la ofensiva rusa contra Ucrania el 24 de febrero, Rogozin, que también fue embajador ante la OTAN, se destacó por sus declaraciones beligerantes con respecto a Occidente, alardeando sobre la destrucción que podrían infligir las armas nucleares rusas.

Su sustituto procede de las filas de los militares. Este cambio se produce en un contexto de tensiones ruso-occidentales cada vez mayores.

Rusia y Estados Unidos se acusan mutuamente de ambiciones militares en el espacio.

La agencia espacial rusa Roscosmos trabaja tanto en el ámbito civil como en el militar.

Fuente: Excélsior.