Un funcionario del sector salud de China fue removido de su cargo debido a su adicción a los video juegos y negligencia. Los hechos de se dieron luego que una mujer no fuera atendida en un hospital, situación que le causó un aborto.

Li Qiang fungía el cargo de Director del Centro de Emergencias Médicas del Hospital de la ciudad de Xi´an. Este funcionario, también recibió una llamada de atención en enero pasado, debido a los excesos sobre la estrategia cero Covid de Pekín.

Se abre una investigación criminal

Las imágenes de la espera angustiosa de la mujer se difundieron en redes, lo que llevó a la indignación pública del caso.

Li Qiang fue destituido de su cargo y expulsado del Partido Comunista, además se le abrió una investigación criminal. Así lo dio conocer la autoridad provincial de Xi´an, además dio conocer que, el ahora exfuncionario enfrentará los cargos de negligencia y corrupción.

Li Qiang «fue seriamente irresponsable, provocando grandes incidentes que desataron reacciones negativas en las redes», en momentos que la ciudad de Xi’an enfrenta un brote de Covid-19, señaló el comunicado.

También se le acusa de aceptar sobornos

La autoridad, también dijo que Li Qiang se le acusó de malversación de fondos públicos, aceptar sobornos, además de presentar “una vieja adicción a los videojuegos”.

En China, los videojuegos son considerados por el gobierno como una fuente de “corrupción moral”. Una situación por la que empezó a tomar medidas en los últimos años, como la de limitar el tiempo que los jóvenes les pueden dedicarles.

Además el gigante de Asia, es uno de los últimos países que combaten el Covid-19 con políticas de pruebas masivas, confinamientos estrictos, además de restricciones de viajes.

Fuente: El Heraldo