Grandes firmas apoyarán a sus empleadas para que viajen a estados donde se permite

Luego de que la Corte Suprema de Estados Unidos anulara el derecho federal al aborto, vigente desde hace medio siglo, empresas como Amazon, Disney, Apple y JP Morgan se comprometieron a cubrir los gastos de viaje de las empleadas que vivan en estados donde el procedimiento es ahora ilegal para que puedan interrumpir el embarazo.

Sin embargo, las firmas apenas han dado detalles sobre cómo lo harán y no está claro si podrán hacerlo legalmente mientras protegen la privacidad de las empleadas.

«La mayoría de los empleadores no estaban preparados para la anulación del fallo Roe vs. Wade, e, incluso, los que lo estaban no se dieron cuenta de que la ley cambiaría literalmente al minuto siguiente», dijo Brian Kropp, vicepresidente de la consultora Gartner. «Están tratando de ponerse al día», agregó.

Kropp explicó que muchas empresas anunciaron planes para ofrecer beneficios de viaje sin la infraestructura necesaria para hacerlos funcionar.

Algunas, añadió, están creando pólizas complementarias que las empleadas pueden comprar para cubrir los viajes por aborto, mientras que otras se ponen en contacto con las aseguradoras para ver si los viajes pueden agregarse a sus planes actuales.
Otras están tratando de averiguar cómo ofrecer una prestación sin violar la privacidad de las empleadas.

Hoffman calificó el compromiso de cubrir los gastos de viaje de «generoso beneficio» de las empresas y dijo que no le sorprendería «que esto se convierta en una práctica que adopten más compañías, sólo que sin anunciarlo con bombos y platillos», por temor a las reacciones que podrían suscitar las declaraciones públicas sobre una cuestión tan controvertida como la interrupción del embarazo.

Por ahora, la mayoría de las grandes empresas que ofrecen una prestación de viaje por aborto probablemente la añadan a los planes de asistencia sanitaria existentes, dijo Jonathan Zimmerman, socio del estudio jurídico Morgan Lewis que ayuda a las empresas a desarrollar y mantener sus beneficios.

Las grandes firmas suelen tener un autoseguro, lo que significa que pagan todos los reclamos y tienen más flexibilidad para decidir lo que cubrirán los planes. Un tercero luego procesa los reclamos en su nombre.

Fuente: El Heraldo de México.