El exjefe del Ejecutivo de Chihuahua está acusado de desviar más de 96 millones de pesos; fue internado en el Cereso de Aquiles Serdán.

El exgobernador de Chi­huahua César Duarte Jáquez fue entregado en extradición a México por parte de auto­ridades de Estados Unidos, dieron a conocer ayer la Se­cretaría de Relaciones Exte­riores y la Fiscalía General de la República.

La FGR entregó a Duarte Jáquez a las autoridades del estado de Chihuahua para ser puesto a disposición del Juez de Control del Distrito Judicial Morelos, quien, el 8 de octubre de 2019, libró la orden de aprehensión.

Duarte Jáquez fue inter­nado en el Cereso de Aqui­les Serdán y será hoy cuando se le imputen los delitos de peculado y asociación delic­tuosa, ambos agravados.

El exgobernador está acusado de desvío de recursos públicos por más de 96 millones de pesos, extraídos entre los años 2011 y 2014.

Tras conocer la noticia de la extradición, la gobernado­ra de Chihuahua, María Eu­genia Campos Galván, dijo que todo se encuentra listo para iniciar el proceso penal en contra del exmandatario estatal.

Confirmó que ayer, alre­dedor del mediodía, se con­cretó finalmente el proceso de extradición del exgober­nador priista.

La mandataria advirtió que en su gobierno “no ha­brá ni perdón ni olvido para los exgobernadores” tras la extradición de César Duar­te, la cual aplaudió, porque el exmandatario podrá ser juzgado en México.

Celebro que de esta for­ma pueda llevarse el proceso judicial en México para que se haga justicia, esa justicia que tanto nos prometieron y que ahora, finalmente, hare­mos realidad. En Chihuahua estamos listos para que se dé continuidad a las investiga­ciones y se lleven a cabo los proceso de ésta y de todas las denuncias pendientes, siempre con apego irrestric­to a la ley”, dijo la mandata­ria estatal.

Añadió que dio instruc­ciones al fiscal general del estado, Roberto Fierro, para que atienda de forma me­ticulosa las carpetas de investigación.

Duarte Jáquez se encon­traba en una cárcel de Mia­mi, tras ser detenido el 8 de julio de 2020 en Florida, de­bido a una orden de captu­ra con fines de extradición emitida por un magistrado federal de Nuevo México, en Estados Unidos.

La extradición es el re­sultado de la colaboración estrecha entre ambos paí­ses que, desde el año 2019, han venido intercambiando información y documenta­ción, en el marco del trata­do de extradición bilateral aplicable, destacaron la Se­cretaría de Relaciones Exte­riores y la Fiscalía General de la República.

Detrás del golpe a las finanzas de Chihuahua

César Horacio Duarte Jáquez, ex­gobernador de Chihuahua, fue detenido el 8 de julio de 2020, en Florida, Estados Unidos, donde había esta­blecido algunos negocios y su residencia familiar.

Al momento de ser arres­tado, el exmandatario chi­huahuense acumulaba 21 órdenes de aprehensión en su contra, una de ellas gi­rada por la Fiscalía General de la República (FGR), por el desvío de 379 millones para apoyar a su partido el PRI en elecciones nacionales.

La Fiscalía de Chihuahua giró a su vez otro número de órdenes de aprehensión, por peculado agravado por alrededor de seis mil millo­nes de pesos.

La jueza Lauren Louis, de Florida, determinó que era procedente la extradi­ción del exgobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, por lo que finalmente fue enviado a México.

Bienes

Durante el juicio de extra­dición, la Fiscalía del Estado de Chihuahua aseguró 54 propiedades del exgober­nador César Duarte Jáquez, que habría adquirido con el dinero robado, y hay do­cumentados otros bienes adquiridos de esta misma forma en otras entidades del país y en Estados Unidos.

A manos llenas

Las acusaciones en con­tra del exmandatario tie­nen que ver con el desvío de recursos del estado de Chihuahua, para fines per­sonales o para destinarlos a campañas electorales del PRI, partido político al que pertenece Duarte Jáquez.

Dentro de las carpe­tas de investigación abier­tas por la Fiscalía General de Justicia del Estado de Chihuahua se asienta que, de junio de 2011 hasta no­viembre de 2014, transfirió 96 millones 685 mil 253 pe­sos a dos compañías, de las cuales fungía como accio­nista mayoritario.

El mismo proceso fue hecho para otorgarle 19 mil pesos a Víctor Mal­donado Gachupín, ad­ministrador del rancho El Milagro, propiedad del exgobernador.

El exmandatario chi­huahuense tiene pendien­tes alrededor de 10 órdenes de aprehensión, una de ellas giradas por la Fisca­lía General de la República, por el desvío de 379 millo­nes para apoyar a su partido el PRI en campañas.

Fuente: EXCÉLSIOR.