El Presidente añadió que se le darán más funciones a Telecomm y convertirlo en la Financiera para el Bienestar.

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a los beneficiarios de Créditos a la Palabra que no dejen de pagar, para que, como fondo revolvente se siga apoyando a la gente.

«Hago el llamado a todos los que recibieron estos créditos a la palabra para que no dejen de abonar (…) vamos a presentar un informe y sí Telecomm se va a convertir en la Financiera del Bienestar y va a tener como una de sus funciones la de administrar otorgar y cobrar los créditos a la palabra. Va a ser la única institución encargada de la entrega de los créditos a la palabra y de recuperarlos para que como fondo revolvente se siga apoyando a la gente».

En La Mañanera desde Palacio Nacional, el Presidente recordó que dichos créditos se entregaron durante la pandemia de covid-19 para ayudar a los pequeños negocios, a la gente trabajadora y para reactivar la economía. 

Además, dijo que se tiene que ajustar la normatividad de Telecomm «porque no queremos que desaparezca, sobre todo no queremos despedir trabajadores que tienen muchos años». 

Por eso, el mandatario añadió que se le darán más funciones a Telecomm y convertirlo en la Financiera para el Bienestar, «para que la gente pueda ahorrar en la Financiera del Bienestar donde se le va a dar toda la garantía y buscando que se le pague bien el interés más alto por sus ahorros es es una función».

«Otra función es la que ya lleva a cabo la de los telegramas los giros que era su función original. Otra función es que en esas mil 700 oficinas puedan también dispersar recursos, lo hacen hasta de bancos comerciales a través de las oficinas de Telecomm».

La otra función sería la de las remesas que llegan al país, porque «vamos a pedir a los paisanos que utilicen esa vía y con seguro de que les van a llegar a sus familiares el dinero» y la última función sería la de los créditos, «hay que hacer cambios, modificaciones a las normas que consolida la Financiera del Bienestar».

Fuente: Milenio.