Representantes de Defensa de ambos países hablaron por teléfono, en el primer acercamiento de esas naciones desde que comenzó la guerra

Los jefes de Es­tado Mayor de Estados Unidos y Rusia habla­ron este jueves por teléfono, en su primera con­versación directa des­de el inicio de la invasión rusa a Ucrania, anunció el Pentágono.

Poco después, el Minis­terio de Defensa ruso con­firmó la conversación.

Abordaron temas de interés mutuo, incluida la situación en Ucrania”, re­portó la dependencia.

Mark Milley y Vale­ri Guerásimov, generales en jefe de Estados Unidos y Rusia, representaron a cada país.

Hablaron sobre varios temas preocupantes en materia de seguridad”, pre­cisó el portavoz del Estado Mayor Conjunto estaduni­dense, coronel Dave Butler.

Ambas partes acorda­ron no divulgar mayores detalles del contenido de su conversación.

La última vez que ha­bían conversado telefó­nicamente fue el 11 de febrero, cuando la Casa Blanca advertía pública­mente sobre planes rusos de invadir Ucrania y espe­raba disuadir al Kremlin.

Sin embargo, las tropas rusas invadieron el 24 de febrero pasado a su país vecino.

No habían habla­do desde entonces hasta hoy”, dijo el comandante Sean Riordan, vocero del Estado Mayor Conjunto estadunidense.

En este contexto, ayer el Congreso de Estados Uni­dos aprobó un nuevo pa­quete de ayuda de 40 mil millones de dólares para Ucrania, en un momento en que el Pentágono ad­vierte de un conflicto a lar­go plazo.

El presupuesto inclu­ye seis mil millones de dólares para que Ucrania adquiera vehículos blin­dados y refuerce su siste­ma de defensa aérea.

Casi nueve mil millo­nes se destinarán para ga­rantizar a continuidad de las instituciones ucrania­nas, así como objetivos humanitarios.

Cuando el tema es Vladimir Putin, o pagamos ahora o pagamos des­pués”, declaró el senador del Partido Republicano Lindsey Graham durante la discusión.

Soldados rusos avanzan en una zona destruida del complejo industrial de Mariúpol. Foto: AF

CUENTAN LOS DAÑOS EN MARIÚPOL

Rusia anunció que mil 730 militares ucrania­nos atrincherados en la plan­ta metalúrgica Azovstal de Mariúpol se rindieron esta semana.

Entre ellos hay 80 he­ridos, quienes fueron tras­ladados a un hospital en el territorio controlado por

Rusia en el este de Ucrania, indicó el ministerio de De­fensa ruso.

La dependencia difundió un video que muestra a mi­litares saliendo de la planta, algunos con muletas.

Soldados rusos los re­visan e inspeccionan sus mochilas.

Según el Comité Inter­nacional de la Cruz Roja, posiblemente hay cientos de prisioneros de guerra ucra­nianos de la planta de Mariú­pol, una ciudad sobre el mar de Azov, arrasada por sema­nas de bombardeos rusos.

Pese a la caída de Mariú­pol, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, afirmó que la invasión rusa era “un fracaso absoluto”.

Las fuerzas ucranianas perdieron terreno en el fren­te oriental del Donbás.

Al menos 12 personas murieron y 40 resultaron he­ridas en bombardeos rusos en la ciudad ucraniana de Severodonetsk.

Fuente: Excélsior.