El exjugador terminó su primer maratón, pero admitió que después de los 30 kilómetros ya no lo disfruta y sólo era cuestión de sobrevivir

Arjen Robben logró terminar el maratón de Rotterdam el pasado fin de semana, pero reveló que después de los 30 kilómetros ya no lo disfrutaba y vivía un infierno.

Me di cuenta muy rápido de que realmente no era mi día. En un momento tuve que salir a caminar porque tenía calambres, y después tienes que empezar de nuevo. Tras 30 kilómetros, ya no se disfruta, es un infierno. Piensas que nunca lo volverás a hacer, pero ya que has empezado…pero sí, tal vez lo haremos una vez más», dijo en entrevista para NOS.

El exjugador, quien se retiró en el pasado mes de junio, finalizó su primer maratón con un tiempo de 3:13.40, estando a 69 minutos del ganador de la carrera, Abdi Nageeye.

El holandés tuvo un paso de 4:35 min/km.

En los 15 kilómetros, Robben tuvo su mejor ritmo al registrar 4:06 min/km, pero a partir del 35 lo incrementó, terminando con un paso de 5:31 min/km.

Robben admitió que no fue divertido y al principio estaba preocupado por la marca, pero después sólo era sobrevivir y terminar.

He sufrido bastante y he ido luchando mentalmente mucho tiempo. El público te ayuda mucho. Gracias a todos”, dijo.

Fuente: Excélsior