Las reglas de operación no incluían horas adicionales de clase ni tampoco servicio de alimentación

Tras una demanda de amparo presentada por Aprender Primero, la jueza Séptima de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México ordenó detener la operación del Programa La Escuela es Nuestra (LEEN) por ser violatorio de los derechos a la educación y a la alimentación de niñas, niños y adolescentes (NNA).

Esto, debido a que las Reglas de Operación de LEEN no prevén horas adicionales de clase y servicios de alimentación, como sí lo hizo en 2021, cuando sustituyó al extinto Programa Escuelas de Tiempo Completo.

En la demanda presentada por el brazo jurídico de la organización Mexicanos Primero se reclama, entre otras cosas, que la Secretaría de Educación Pública (SEP) violó el principio de progresividad del derecho a la educación y a la alimentación de millones de niños niñas y adolescentes, al emitir Reglas de Operación para LEEN, sin los componentes 2, de ampliación de la jornada escolar, y 3, de servicio de alimentación, a pesar de que el programa recibió un aumento de recursos presupuestales.

Aprender Primero plantea que al no incluir estos componentes, desaparecieron de golpe los servicios de jornada ampliada y alimentación en 27 mil escuelas, dejando a la deriva a millones de estudiantes y a sus familias.

En este sentido, la jueza de Distrito ordenó a la SEP no aplicar el Acuerdo número 05/02/22 por el que se emiten las Reglas de Operación del Programa La Escuela es Nuestra para el ejercicio fiscal 2022, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 28 de febrero de 2022, hasta que no se resuelva sobre la constitucionalidad del mismo. La Jueza llegó a esta determinación “…tomando en consideración el derecho que asiste a los menores de recibir educación, cuidado y atención mientras sus padres, tutores o personas responsables de ellos (…) no tienen empleo, buscan un empleo o tienen un empleo que nos les brinda (…) el acceso a los servicios de cuidado y atención infantil, toda vez que lo que pretende con la implementación de escuelas de tiempo completo (…) es que los menores reciban alimentación adecuada para su desarrollo y que esta permita su aprovechamiento académico”, indicó la organización.

En este contexto, Mexicanos Primero señaló que, a pesar de que la SEP recientemente se pronunció a favor de mantener esos componentes como parte de LEEN, a la fecha no ha habido ningún cambio concreto, con efectos legales y certeza jurídica, a las Reglas de Operación que los recupere y autorice el uso de sus recursos para ello.

Con esta indecisión y retraso, se corre el riesgo que ellas y ellos se queden sin jornadas escolares ampliadas y alimentación en lo que resta del ciclo escolar. Las niñas, niños y adolescentes no pueden comer palabrería y promesas; el rezago académico y las afectaciones socioemocionales que sufrieron no pueden esperar. No puede ser el tiempo de los funcionarios, a su conveniencia, el que determine el tiempo del derecho de las niñas y los niños, que es siempre el presente. La SEP, desde ahora, debe modificar las Reglas de Operación de LEEN para 2022 y contemplar los componentes de horas adicionales de aprendizaje y servicios de alimentación. De lo contrario, desde Mexicanos Primero y Aprender Primero agotaremos absolutamente todas y cada una de las vías procesales para lograrlo”, advirtió.

Fuente: Excélsior.