Víctor Osimhen anotó su segundo doblete consecutivo para empujar al Nápoles hacia una preciada victoria en casa contra el Udinese (2-1). El mexicano Hirving ‘Chucky’ Lozano se quedó en la banca todo el partido de la Serie A.

A pesar de que el equipo de Luciano Spalleti llegó al descanso por detrás en el marcador (0-1) y que los murmullos circulaban por el estadio Maradona, el atacante nigeriano despejó las dudas de su entrenador y de su público con un gol de cabeza (min. 52, 1-1) y después con un tiro cruzado (min. 63, 2-1).

Con este nuevo doblete, una semana después del que logró también de manera decisiva en Verona contra el Hellas (2-1), Osimhen devuelve las esperanzas del ‘scudetto’ al Nápoles.

Antes de despertarse, el Nápoles sufrió contra un Udinese atrevido, que abrió el marcador con un tiro raso al palo del español Gerard Deulofeu (min. 22, 0-1). El portero colombiano del Nápoles, David Ospina, evitó el 2-0 tras un cabezazo del defensa español Pablo Marí (min. 31).

Marco Silvestri, portero del Udinese, también tuvo trabajo con un disparo de Insigne (min. 32) y un disparo desviado de Fabián Ruiz (min. 40). No pudo hacer nada contra Osimhen y un Nápoles más ofensivo, tras la entrada al campo después del descanso del belga Dries Mertens.

El Nápoles gestionó bien la ventaja en el marcador hasta el final del partido, ayudado por la expulsión de Pablo Marí (min. 82).