El exgobernador de Nuevo León es acusado de usar a funcionarios y vehículos oficiales para conseguir las firmas que avalaron su candidatura a la Presidencia.

Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, exgobernador de Nuevo León, fue detenido por presuntamente desviar recursos públicos para recolectar las firmas que avalaron su campaña independiente a la Presidencia en 2018.

La investigación que culminó con la detención de El Bronco deriva de una denuncia presentada en dicho año por Samuel García cuando era senador; hoy es el actual mandatario estatal bajo las siglas de Movimiento Ciudadano.

Para conseguir la candidatura presidencial por la vía independiente, Rodríguez Calderón necesitaba más de 860 mil firmas, que supuestamente recolectó con apoyo de servidores públicos, oficinas y vehículos oficiales.

La Fiscalía Especializada en Delitos Electorales informó que cumplió la orden de aprehensión dictada por un juez de control. Trascendió que El Bronco fue detenido en la mañana en el municipio de General Terán por elementos de su propia escolta. Por la tarde, fue presentado ante el Ministerio Público y fichado.

En 2015, El Bronco fue el primer candidato que ganó una gubernatura sin apoyo de un partido. Entre sus propuestas más polémicas está la de cortarle las manos a los políticos corruptos.

El Bronco ingresó al penal de Apodaca tras ser detenido. Se le asignó el número 10634, que sostuvo entre sus manos mientras era fichado; vestía una sudadera color gris.

A las 15:45 horas traspasó las puertas del centro penitenciario luego de haber sido presentado ante el Ministerio Público en las instalaciones de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

Se alcanzó a ver al Bronco con una sonrisa nerviosa cuando ingresó al penal, custodiado por varios vehículos y unos 20 policías antimotines.

La Fiscalía Especializada en Delitos Electorales informó que se dio cumplimiento a una orden de aprehensión dictada por un juez de control y de juicio oral del estado de Nuevo León, por su probable participación en hechos con características de delitos electorales.

El ordenamiento fue cumplimentado por personal de la Fiscalía con apoyo del personal de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) en coordinación con elementos de Fuerza Civil.

“La persona investigada (Jaime Rodríguez Calderón) permanecerá en resguardo en un centro de reinserción social estatal a disposición de un juez de control que resolverá su situación jurídica”, detalló en un comunicado la FEDE.

“4 años y 4 meses tardamos, pero al fin lo logramos”, indicó el ahora gobernador en su cuenta de Instagram en la que agregó las etiquetas #Broncofirmas y #NLincorruptible.

Rodríguez Calderón sería el segundo mandatario del estado detenido e ingresado en un penal.

Antes fue Rodrigo Medina de la Cruz, quien estuvo 19 horas en el penal del Topo Chico acusado de los delitos de peculado y daño al patrimonio estatal, el 26 de enero de 2017. Salió a través de un amparo.

La “Operación Tornado”, que impulsó Rodríguez Calderón fue la que logró ponerlo tras las rejas, aunque fue por menos de 20 horas.

Samuel García preveía detención de El Bronco

Apenas el domingo, en un evento de Movilidad, el gobernador Samuel García sostuvo que “quien la hace la paga”.

“Quien robó o desvió dinero público, los Corleones, a los favoritos, a los sobrinos, a sus amigos, o a sus campañas van a ir a la cárcel”, sentenció como si ya supiera la detención que se ejecutaría en contra del exmandatario del estado.

Pero no sólo eso, hace unos meses en un evento de Luis Donaldo Colosio Riojas, durante su toma de protesta, El Bronco bromeó con su detención cuando estaban ahí presentes los fiscales del estado, entre ellos, el titular de la FEDE, Gilberto de Hoyos Koloffon.

“No me vayan a andar buscando, ¡eh! Yo solito me entrego”, pronunció en tono de broma, una broma que este martes se volvió realidad cuando fue ingresado a un penal de la entidad.

La cárcel donde fue ingresado fue remodelada en su gobierno ya que El Bronco ordenó cerrar el legendario penal del Topo Chico.

Las promesas de El Bronco cuando fue gobernador

La carrera política de El Bronco por Nuevo León comenzó en los años 80 y concluyó cuando se convirtió en 2015 en el primer gobernador independiente.

Con una campaña enfocada en redes sociales, arrebató el estado al PRI y mantuvo un discurso antisistema, sin embargo antes de ser independiente, militó y ocupó cargos dentro del tricolor.

Llegó al gobierno con muchas promesas y el compromiso de que no dejaría sus tareas por otro cargo, sin embargo, en 2018 pidió licencia para contender por la Presidencia de la República.

Tiene 64 años, es ingeniero agrónomo y durante su paso por la Universidad Autónoma de Nuevo León, fue líder opositor al aumento en la tarifa del transporte público en Nuevo León.

Fue ahí donde se fogueó en la política y adquirió el mote de El Bronco.

La situación legal de El Bronco

  • Permanecerá en resguardo en un centro de reinserción social estatal a disposición de un juez que resolverá su situación jurídica.
  • Esta representación social continuará con las etapas procesales, respetando en todo momento el debido proceso, indicó la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales del estado.

Gobernadores presos

  • Tomás Yarrington (Tamaulipas), detenido en 2017 en Florencia por delincuencia organizada y lavado; sigue preso en Texas.
  • Eugenio Hernández (Tamaulipas), detenido en 2017 en Ciudad Victoria por peculado y lavado; EU pide su extracción desde 2018; sigue preso en el Edomex.
  • Javier Duarte (Veracruz), detenido en 2017 en Guatemala por lavado y asociación delictuosa; sigue preso en el Reclusorio Norte.
  • César Duarte (Chihuahua), detenido en 2020 en Florida por desfalco y desvío de recursos públicos; sigue preso en EU.
  • Roberto Sandoval (Nayarit), detenido en 2021 en Nuevo León por lavado y sigue preso en Tepic.
  • Roberto Borge (Q. Roo), detenido en 2017 en Panamá por aprovechamiento ilícito del poder y desempeño irregular de la función pública; está preso en Morelos.

El dato

Lo buscaba el tribunal

En junio de 2020 el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó al Congreso de Nuevo León sancionar al gobernador Jaime Rodríguez Calderón por el uso de recursos públicos para obtener firmas ciudadanas.
En 2018, en un debate en busca de la Presidencia de la República, propuso “mochar la mano al que robe”.

Confían en que no haya tinte político

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Rubén Moreira, manifestó que el exgobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón El Bronco, aclare la acusación en su contra por presunto desvío de recursos y que no se trate de una cuestión política en su contra.

“Yo espero que lo pueda aclarar, El Bronco, aclarar esa situación y espero que no tenga tinte político”, expresó.

También el diputado por el PAN de Nuevo León, Héctor Castillo, afirmó que la detención forma parte de una investigación “desde hace mucho tiempo”.

El parlamentario opinó que mientras la investigación sea dentro del Estado de derecho es correcto y que no se trate de una vendetta política. Héctor Castillo sostuvo que la investigación en contra del exmandatario estatal viene del Tribunal Electoral.

“Por separado, el diputado por Movimiento Ciudadano, Arturo Bonifacio de la Garza Garza, quien, en su momento como diputado local por Nuevo León, fue presidente de la Comisión Anticorrupción para investigar este caso de El Bronco, advirtió que en la administración del gobernador Samuel García no se va a permitir ningún acto de corrupción.

“Con esto se está mandando un ejemplo de que quien esté pensando en robar o desviar recurso está aún a tiempo de reconsiderar los actos de corrupción, como lo ha dicho el gobernador Samuel García”, enfatizó.

Fuente: Excélsior.