Durante la recepción llamó la atención un ramo de flores azules y amarillas que yacía sobre la mesa de trabajo de la reina, interpretado como un sutil mensaje de respaldo a Ucrania. 

La reina Isabel II se reunió este lunes con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, en el castillo de Windsor, en su primer encuentro oficial en persona después de que diera positivo por el coronavirus el mes pasado. 

Las fotografías de la reunión mostraron a Trudeau sosteniendo la mano de la soberana británica, mientras también charlaba y reía. 

Tras ellos, sobre la mesa de trabajo de la reina, lucía en un jarrón un ramo de flores azules y amarillas, los colores de la bandarea de Ucrania, interpretado como un sutil mensaje de respaldo a ese país invadidio militarmente por Rusia. 

Trudeau se encuentra en el Reino Unido para mantener conversaciones con el primer ministro, Boris Johnson, sobre la respuesta internacional a la invasión rusa de Ucrania. 

El palacio anunció el 20 de febrero que la reina, de 95 años, había dado positivo en la prueba de covid-19, agudizando la preocupación por la salud de la monarca más longeva del mundo dos semanas después de cumplir 70 años en el trono. 

En ese momento se dijo que sufría síntomas leves de resfriado y que había cancelado varios compromisos. Sin embargo, continuó realizando tareas ligeras. 

Isabel II es también reina de Canadá y Trudeau ya la había visto varias veces cuando era niño por mediación de su padre, Pierre Trudeau, uno de los jefes de estado canadienses más longevos. 

Fuente: Excélsior