El Ejército de Liberación Nacional, parte de la guerrilla colombiana, suele amenazar con restringir la movilidad de personas en sus zonas de influencia y rara vez decreta una medida así en toda el país.

El ELN, la última guerrilla activa de Colombia, convocó este domingo un «paro armado» de tres días a partir del miércoles, una medida con la que amenaza con restringir la movilidad de la población, lo que el gobierno colombiano calificó como un intento de «generar temor». «Contra el presidente Iván Duque y su mal gobierno el Ejército de Liberación Nacional (ELN) decreta Paro Armado en todo el territorio nacional», se lee en un comunicado, con fecha de este domingo, que circuló por WhatsApp y Telegram. La medida empezará a regir, según la guerrilla, «a partir de las 6:00 horas del 23 de febrero, hasta las 6:00 horas del 26 de febrero de 2022», bajo la recomendación de «mantenerse en sus viviendas o lugares de trabajo y evitar desplazamientos». El documento, sin firmas de ningún dirigente del grupo insurgente, no detalla cómo se aplicará la medida en la que «la población solo podrá movilizarse» para «actividades funerarias o emergencias hospitalarias». «Las autoridades no podrán responder por las afectaciones que les pueda suceder a los vehículos que desacaten la orden de paro», notifica el texto. El ELN suele amenazar con restringir la movilidad de personas en sus zonas de influencia y rara vez decreta una medida así en toda Colombia. No obstante, tiene poca presencia en las grandes ciudades y una estructura federada que los divide en diferentes mandos. Su pie de fuerza se calcula en unos dos mil 500 hombres, que operan principalmente en la frontera con Venezuela y el Pacífico, estima el centro de estudios independiente Indepaz. El ministro de Defensa, Diego Molano, calificó el comunicado como un hecho que busca «generar temor en los colombianos», sin referirse a su alcance. El ELN cuenta con «dirigentes cobardes» que se «esconden en Venezuela», desde donde pretenden «organizar acciones panfletarias para buscar generar temor en Colombia», agregó.»Nuestra fuerza pública está desplegada entera, con todas sus capacidades para garantizar la movilidad y el transporte», apuntó. El gobierno colombiano y la cúpula militar han denunciado reiteradamente que los principales líderes guerrilleros del país se esconden en Venezuela con la protección del presidente Nicolás Maduro, lo que Caracas niega. Inspirada en el revolucionario Ernesto ‘Che’ Guevara y en la Teología de la Liberación, el ELN es la última guerrilla reconocida de Colombia tras al acuerdo de paz que firmaron las FARC en 2016. Duque rompió los diálogos de paz que sostenía con la guerrilla después de un ataque con explosivos en una escuela militar de Bogotá que dejó 23 muertos, incluido el agresor, en 2019. 

Fuente:Milenio