Asegura el mayor crítico del mandatario que la única vía para acabar con la crisis es sacarlo del poder; lo tacha de “asesino” y “abuelo borracho” que quiere ver sangre

El líder opositor ruso Alexéi Navalny se lanzó contra el presidente Vladimir Putin al asegurar que él es el verdadero “enemigo de Rusia”, pues sólo “quiere sangre”.

Un día después del reconocimiento de Rusia a las zonas independentistas de Lugansk y Donetsk, el crítico recluido desde hace un año por supuesto fraude tachó de “enemigo”, “asesino” y “abuelo borracho” a Putin a través de una serie de tuits.

“Putin y sus ladrones seniles del Consejo de Seguridad son los enemigos de Rusia y su principal amenaza, no Ucrania ni Occidente. Putin mata y quiere matar más”, sostuvo el líder cuya fundación fue cerrada y colaboradores enfrentan cargos similares a los suyos.

En la red social agregó que Putin ha demostrado que “quiere sangre, quiere moverse con tanques en un mapa de hostilidades”, pues ya no le basta sólo con la propaganda para mentir sobre otras naciones.

Asimismo, lamentó las decisiones de un político caprichoso que insiste en jugar al “gran tablero de ajedrez” mundial, que no tiene credibilidad ni ideología, pues ésta se basa en “mentiras” y mensajes para disimular.

En otro tuit comparó las decisiones de Putin con el clásico “abuelo borracho” que en cada celebración familiar sale con sus historias de cómo funcionar realmente la política mundial; pero a diferencia de una fiesta se trata del futuro de un país y “un hombre de 69 años con poder y armas nucleares”.

Fuente: La Razón de México