Ataque es altamente probable, refiere secretario de Defensa, Lloyd Austin, ante movimientos militares de ese país; siguen las negociaciones para reducir tensiones y líder ucraniano, Volodimir Zelenski, insiste en aplicar sanciones antes de que sea tarde

Información de Inteligencia de Estados Unidos revela que Rusia ya lanzó la orden para invadir Ucrania, mientras que el líder del Kremlin, Vladimir Putin, refuerza diálogos para garantizar un alto al fuego en Donbás tras acusar el incumplimiento del Acuerdo de Minsk.

Con hasta 150 mil tropas en la frontera con Ucrania y 45 mil más desplegadas en Bielorrusia —de donde no regresarán, pese a concluir ejercicios militares—, Rusia avivó los temores de aliados ucranianos, pues mensajes interceptados dan cuenta de que buscan avanzar a Kiev, hecho por el que el presidente de EU, Joe Biden, advirtió la semana pasada ese país ya tomó la decisión de atacar.

Aunque reconocen que podría tratarse de un engaño o estrategia, fuentes del gobierno revelaron a varios medios que militares ya recibieron la orden del Kremlin, para lo que no habría una fecha estimada, como la reciente por un posible ataque.

Estos informes se dan a conocer ante las recientes conversaciones entre los mandatarios de Francia, Emmanuel Macron, con los de Ucrania, Volodimir Zelenski, y Rusia, Putin; proceso en el que el galo dio un gran paso al pactar una cumbre entre Biden y Putin para dialogar sobre la seguridad y estabilidad regional, siempre y cuando el Kremlin no concrete una invasión y se prevé que después se sume a otras partes involucradas.

El encuentro sin fecha fue confirmado después de que EU comentara que no se descartaba esta conversación, pues el demócrata está dispuesto a dialogar “en cualquier momento y en cualquier formato si (eso) ayuda a evitar una guerra”, esto, previo a la reunión del Consejo de Seguridad Nacional de EU y del Grupo de Contacto Trilateral —que integran las naciones en disputa y la Organización para la Seguridad y la cooperación en Europa (OSCE)—, mientras confía en avances de cara a un encuentro entre su ministro de Exteriores, Jean Yves Le Drian, con el ruso, Serguei Lavrov, esta semana.

En tanto, aliados de Zelenski y el secretario de Defensa de EU, Lloyd Austin, dicen que todo apunta a que sí habrá un ataque que insisten en evitar. Coinciden en que la situación así lo sugiere, al evaluar la disposición de efectivos, nuevos despliegues de campo con militares y equipo y la negativa de retornar a Moscú a los que viajaron a Bielorrusia.

Al respecto, Austin puntualizó que las señales que ratifican que es altamente probable que intenten ingresar hasta Kiev por la posición estratégica de tanques y soldados, pues tal capacidad evidencia que cuentan con lo necesario “para llevar a cabo una invasión exitosa”; mientras que la vicepresidenta, Kamala Harris, de visita en Alemania, calificó dicha capacidad como “un potencial para que haya una guerra en Europa”.

Por separado, el secretario de Estado de EU, Antony Blinken, señaló que estas acciones son su “libro de jugadas”, pues Rusia sigue avanzando a la par de los diálogos. Y reiteró que EU seguirá buscando aliviar la situación a través del diálogo.

Por separado, otros gobiernos indican que contrario a una reubicación, casi la mitad de tropas se ubica en posición de combate en la frontera, donde ya hubo choques por los que separatistas y el ejército ucraniano cruzan acusaciones.

Como en advertencias previas, Rusia desmintió esa versión al señalar que sólo se busca distorsionar la crisis, fomentada por medios con una “histeria mediática”.

El vocero ruso, Dmitry Peskov, lamentó que se recurra a estas acciones, mientras que el embajador ruso en EU, Anatoli Antónov, recriminó rumores que sólo alteran la realidad para dejar mal parado a Rusia. Por separado, la vocera de Exteriores, María Zajarova, ironizó al señalar que antes ya ha dado fechas de posibles ataques. Hasta se burló de que a EU le ganó Alemania al publicar un “plan de acción”.

Previo a la filtración, Zelenski llamó a aliados a actuar de manera preventiva y sancionar a Rusia ahora por las tensiones del fin de semana y parar las hostilidades en Lugansk y Donetsk, pues todo hace pensar que esas provocaciones serían un paso antes de una invasión, por lo que insistió en aplicar medidas ahora y no cuando ya no tendrán un efecto, hecho que EU rechazó al apostar al diálogo.

Fuente: La Razón de México