Al menos 10 personas, entre ellas funcionarios del gobierno local, murieron este sábado en un presunto atentado suicida en un restaurante de la ciudad de Beledweyne, en el centro de Somalia, indicaron policías y testigos.

Dos subcomisarios de distrito estaban entre los muertos, mientras que 16 civiles resultaron heridos, dijo por teléfono el policía local Mohamud Hasan.

Ha sido el ataque más mortífero que recuerdo en esta ciudad», indicó.

Somalia, y en particular la capital Mogadiscio, vive en las últimas semanas una serie de atentados, en plena crisis política en el país por los desacuerdos sobre el retraso de las elecciones.

En vistas de la votación para elegir los escaños de la cámara baja, la seguridad se había reforzado en Beledweyne, una ciudad situada a 340 kilómetros al norte de la capital.

Los testigos dijeron que la enorme explosión arrasó una zona al aire libre del restaurante Hasan Dhiif, donde la gente se había reunido bajo los árboles para almorzar.

Mahad Osman, un testigo, dijo que vio varios cadáveres, al tiempo que los heridos fueron trasladados al hospital.

Algunas personas estaban esperando a que llegara la comida que habían pedido mientras disfrutaban del clima fresco cuando se produjo la explosión», dijo.

Fuente: Excelsior