La inversión privada permitirá crear más empleos formales y cerrar las brechas regionales de crecimiento que hay en el país, afirmó la Concamin.

Mantener la competencia en el sector energético ayudará a generar inversión y cerrar la brecha del crecimiento en el país, consideró José Abugaber, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Al participar ayer en el primer día de la Cumbre de Negocios, recordó que la inversión de las empresas es la que permite la creación de empleo formal estable y mejor remunerado.

Los industriales de México estamos comprometidos con el desarrollo del país, la economía, generación de empleos y cumplimiento de los compromisos nacionales e internacionales, requerimos trabajar en conjunto para continuar con esta apertura a la competencia del sector energético mexicano y así consolidar el desarrollo competitivo de las regiones”, dijo el líder industrial.

Afirmó que la reforma energética de 2013 tiene áreas de oportunidad, pero no se requiere hacer una modificación a todo lo que se planteó. “Debemos de aprender a construir un equipo; no se trata de ver quiénes son los buenos o quiénes son los malos, es lo que nuestro país necesita”, indicó.

Por separado, Óscar del Cueto, gerente general de Kansas City Southern de México, añadió que también se requiere un marco regulatorio claro. En tanto, para Jonathan Heath, subgobernador de Banxico, el principal problema que enfrenta el país para crecer es que el gobierno no ve al sector privado como aliado.

Recordó que la reforma del 2013 tiene áreas de oportunidad, pero no se requiere hacer una modificación a todo lo que se planteó, sino que “debemos de aprender a construir un equipo, no se trata de ver quiénes son los buenos o quiénes son los malos, es lo que nuestro país necesita”.

Por su parte, Óscar del Cueto, gerente general de Kansas City Southern de México (KCSM), añadió que también se requiere un marco regulatorio claro proveniente de las inversiones extranjeras y crear mayor número de empleos, directrices para poder salir de esta crisis pandémica.

Es urgente que se apoye a la inversión extranjera para que venga a nuestro país, dando certeza no solamente jurídica, sino también económica, de que las inversiones van a venir a crear empleo, a crear desarrollo; hoy tenemos que explotar la conectividad con la que contamos”, sostuvo Del Cueto.

Habrá falta de electricidad

De aprobarse la reforma eléctrica, tal y como la presentó el gobierno federal, en un máximo de dos años México se enfrentará a la falta de energía necesaria para abastecer su demanda, así lo aseguró Régulo Salinas, presidente de la Comisión de Energía de la Concamin.

En conferencia, afirmó que los cambios que pretende la presente administración acarrearán “consecuencias catastróficas” que afectará no sólo la operación del sector industrial, sino la llegada de nuevas e importantes inversiones al país.

Salinas Garza dijo que entre las principales afectaciones que se esperan está “un boquete en las finanzas públicas y la economía nacional. El costo de producción total subiría en al menos 62 mil 100 millones de pesos anuales o 621 mil millones de pesos en una década”.

A esto se sumaría el subsidio eléctrico y las inversiones adicionales que tendría que hacer CFE con sobrecostos de 1.7 a 2 billones de pesos.

José Zozaya, presidente de la AMIA, dijo que los cambios son contrarios a los objetivos que ya persigue el sector automotriz, pues la mayoría de las armadoras buscan convertirse en cero emisiones.

No hay que ver a la IP como enemiga

El principal problema que enfrenta el país para crecer es que el gobierno ve al sector privado como un enemigo y no como un aliado, consideró el subgobernador del Banco de México (Banxico), Jonathan Heath.

Si el gobierno ve al sector privado como un enemigo a vencer, obviamente no se van aprovechar las oportunidades de crecimiento que existen, ni vamos a ver el despegue de la inversión privada, que es fundamental para el desarrollo, no sólo en el corto plazo, sino también en el mediano y largo plazo”.

Durante su participación en México Cumbre de Negocios, destacó que lo que se necesita no son espacios fiscales, dado que “la mesa está puesta”, sino un cambio en la narrativa política. “Necesitamos un gobierno que busque al sector privado para trabajar juntos”.

Advirtió que el acercamiento entre gobierno y empresas es indispensable, dado que México no tiene motor de crecimiento para este año ante una caída en las exportaciones y la ausencia de inversión.

Guillermo Ortiz, exgobernador del banco central, se pronunció por políticas que generen certidumbre, además de un redireccionamiento del gasto público para crecer más.

Fuente: Excelsior