-Se sumó al pronunciamiento del Coordinador de la bancada de Morena, Juan Javier Gómez Cazarín, para iniciar las mesas de análisis sobre el tema

Xalapa, Veracruz.- Tras los pronunciamientos que exigen derogar el Artículo 331 del Código Penal sobre ultrajes a la autoridad, el diputado local Rafa Fararoni Magaña recalcó que el Congreso no cederá ante la presión para legislar “al vapor” dicha ley, puesto que tales exigencias obedecen a intereses políticos.

“Hay que ser respetuosos del proceso legislativo; se recibió una iniciativa que acata una recomendación que hizo la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, misma que fue turnada a la Comisión de Justicia y Puntos Constitucionales, la cual está facultada para dictaminar. No podemos dejar un vacío en esta normativa, se trata de buscar el equilibrio justo entre cumplir la recomendación y fortalecer el trabajo de la Fiscalía”, precisó.

Recalcó que este tema se ha politizado por voces opositoras, que sólo buscan desequilibrar el Estado de Derecho, por lo que se sumó a la postura del coordinador del Grupo Legislativo de Morena, Juan Javier Gómez Cazarín, de ser cautos en el trato de este tema y considerar la realización de mesas de análisis entre especialistas, barras de abogados, expertos en derechos humanos e incluso con el resto de los 18 estados que cuentan con una ley contra este delito.

“No se evade el tema ni somos omisos; sino que es una iniciativa que merece debate, análisis y escuchar todas las voces; no legislaremos al vapor. Si bien no hay fechas fatales, tampoco debemos aplazar la discusión del tema; daremos seguimiento tal como marca el procedimiento legislativo y cuando haya consenso, será el momento adecuado para resolver”, aseveró.

Recordó que desde el 2003 en la LIX Legislatura, donde entonces era coordinador de la bancada del Partido Acción Nacional, Julen Rementería, se reformó el delito de ultrajes a la autoridad, con los avales del ahora Senador y el fallecido diputado de Movimiento Ciudadano, José Luis Lobato Campos, por lo que dicha ley no es nueva y la exigencia de su derogación sólo es tema del que buscan sacar raja política.