Una biografía escrita por la historiadora Francie Chassen-López, demuestra que Juana Cata fue mucho más que la amante zapoteca de Porfirio Díaz