La farmacéutica firmó un acuerdo para ceder la patente de su píldora contra la COVID-19, una vez que haya sido autorizada; el fármaco estaría disponible para otros laboratorios en 95 países, lo que beneficiaría a cerca de 53% de la población mundial.

El acuerdo de licencia es con la organización internacional Medicines Patent Pool (MPP), la cual está respaldada por Naciones Unidas.

Según ha anunciado Pfizer en un comunicado, el acuerdo permitirá al MPP facilitar la producción y distribución adicionales del antiviral en investigación, a la espera de la autorización o aprobación reglamentaria. Lo harán posible mediante la concesión de sublicencias a fabricantes de medicamentos genéricos cualificados, con el objetivo de facilitar un mayor acceso a la población mundial.

«Pfizer mantiene su compromiso de aportar avances científicos que ayuden a acabar con esta pandemia para todas las personas. Creemos que los tratamientos antivirales orales pueden desempeñar un papel fundamental en la reducción de la gravedad de las infecciones por covid-19, disminuyendo la presión sobre nuestros sistemas sanitarios y salvando vidas. Debemos trabajar para garantizar que todas las personas, independientemente de dónde vivan o de sus circunstancias, tengan acceso a estos avances, y nos complace poder trabajar con el MPP para fomentar nuestro compromiso con la equidad», declaró el presidente y director general de Pfizer, Albert Bourla.

Asímismo, la farmacéutica ha hecho público que no recibirá regalías por las ventas en los países de bajos ingresos y además renunciará a aquellos que deriven de las ventas en todos los países cubiertos por el acuerdo, por lo menos mientras el virus siga clasificado como Emergencia de Salud Pública de Interés Internacional por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fuente: NotiGAPE