La realidad para muchas empresas emergentes en la actualidad, es que los sistemas bancarios tradicionales, a los que se acercan para optimizar sus finanzas, resultan ser un problema más que una solución que favorezca su crecimiento.

Para ellas resulta complejo no solamente conseguir un crédito o un financiamiento por parte de una institución bancaria, sino también utilizar tarjetas corporativas, hacer transferencias entre empresas o con monedas internacionales, perseguir facturas o ser susceptibles a clonación y fraudes por pagos en línea. Todos estos son obstáculos que los emprendedores deben sortear para cubrir sus necesidades.

Este tipo de problemáticas son las que identificó Amr Shady, CEO de Tribal, al expandir la empresa a nuestro país.Tribal es una startup que busca potencializar el crecimiento de negocios emergentes con potencial, que ven frenados sus procesos por no tener herramientas financieras accesibles. Su objetivo es acercar estos servicios para hacerlos más flexibles y seguros.

Con un equipo de amplia experiencia integrado por emprendedores seriales, científicos de datos y ejecutivos fintech con experiencia tanto en mercados emergentes como en Sillicon Valley, Tribal es hoy en día una solución completa y accesible para acercar herramientas financieras a las empresas en crecimiento.

Actualmente se vive un momento interesante para el ecosistema de emprendedores mexicanos, pues existe un auge de startups y PyMEs en crecimiento. Es por ello que el uso de productos financieros precisos, humanos y eficientes hará la diferencia para acelerar su crecimiento.

Más que una tarjeta de crédito corporativa

Tribal funciona no solamente como una tarjeta corporativa convencional, pues sus expertos diseñaron y patentaron un proceso de aprobación mediante Inteligencia Artificial que funciona y está garantizado para su uso con negocios en mercados emergentes que incluye una serie de herramientas avanzadas de control de gastos.

Con Tribal se puede pagar y controlar los gastos sin complicaciones, incluyendo pagos internacionales, además de que no se aplican intereses. Al acceder a Tribal, los clientes pueden acceder a un panel de control que les permite ver las transacciones de su empresa en tiempo real para obtener mayor seguridad.

Cuenta con un sistema robusto que protege contra fraude y se pueden emitir tarjetas virtuales con controles de gastos dinámicos, además, el saldo se puede pagar por medio de transferencias electrónicas. De este modo los fundadores y las empresas ya no tienen que depender de las tarjetas de crédito personales para pagar los gastos.

Los fundadores pueden ver la actualización de sus finanzas en tiempo real, reportes avanzados y una clasificación automática de sus gastos, de este modo tendrán un mayor control, visibilidad y análisis de todas sus operaciones.

Vivimos una nueva era de las finanzas B2B que acerca las herramientas financieras a las empresas, pero en este caso, aunque Tribal está diseñada para operar en empresas de todo tipo, se ajusta muy bien al momento que vive el ecosistema mexicano, con cada vez más negocios emergentes que buscan suavizar sus procesos financieros y tener un respaldo crediticio que les permita una mayor operatividad

Fuente: Forbes.