Probamos el eero Pro 6 con Zigbee: una red mesh potente y solvente para los que no quieren complicaciones

Los nuevo eero Pro 6 de amazon ofrecen capacidades Wi-Fi Gigabit con una configuración sencilla y una cobertura sin igual.

eero 6 Pro ya está disponible en España. El router más potente de Amazon con Zigbee integrado quiere ser la puerta de entrada a Internet en casa con varias propuestas, sobre el papel, fabulosas: un red mesh Wi-Fi de calidad, capacidad Gigabit y un hub integrado para el hogar conectado. ¿Cumple lo que promete? Nosotros lo hemos probado.

Antes de entrar a comentar sobre las capacidades del esta red mesh hay que tener en cuenta una cuestión fundamental. El eero, tanto los pro como los normales, son un producto muy enfocado al mercado norteamericano, cuyas vicisitudes son diferentes en España. Sin ponernos técnicos, el Eero no soporta conexiones directas bajo el protocolo PPPoE, el que usan las operadoras españolas.

Esto quiere decir que no hace las funciones de router y módem, puesto que requiere otro dispositivo, además de la ONT, capaz de trasformar la fibra que llega a casa en conexión a Internet. Sin posibilidad de conexión directa al ONT y por tanto a la salida directa a la fibra, el eero ofrece dos opciones: conectarlo en modo bridge o puente, o hacer una doble NAT en nuestra red.

Opciones de configuración con el eero Pro 6

La primera opción es conectarlo a nuestro router principal, el de la operadora o el que usemos, y usar simplemente las capacidades de la red mesh de eero para conectar nuestros dispositivos. Las ventajas son delegar la Wi-Fi en el eero y que el router se encarga de las asignaciones DHCP. En definitiva, que nuestra red siga dependiendo del router de la operadora.

Esta sería una buena opción si solo queremos ampliar las capacidades del Wi-Fi y tener mayor velocidad inalámbrica o más cobertura en casa, pero perdemos muchas de las funciones avanzadas que incluye el eero y que comentaremos más tarde. Y tendemos que seguir delegando en el router de la operadora la gestión de puertos o las asignaciones DHCP.

La segunda opción, por tanto, si queremos mantener las opciones avanzadas que ofrece el dispositivo de Amazon, es configurar el eero en doble NAT: conectar el gateway al router de la operadora, poner este en modo puente y dejar al eero que gestione toda la red, que es la opción más recomendada.

Esto supone que eero está dispuesto de la siguiente forma: ONT>Router>eero. Sobre el papel, no hay ningún problema en utilizar esta fórmula, pero hay que tener en cuenta, de nuevo, varias cuestiones.

La primera de ella es que el colocar el eero en doble NAT y convertirlo en el router principal de la casa, al estar conectado al router de la operadora, estará en una instancia diferente (del clásico 192.168.1.1 a una dirección 192.168.X.1), puesto que para el router de la operadora será un dispositivo más en DHCP con una dirección IP asignada.

Si no se configura en el lado del router de la operadora correctamente, tendremos problemas con algunos dispositivos, como consolas de videojuegos que no se llevan muy bien con las dobles NAT, y lo mismo con los acceso externos a dispositivos de red como los NAS o Philips Hue. La única opción para solucionar esto es darle al eero una salida directa a Internet poniendo el router de la operara en puente o, como en muchos casos en los que esto no es posible, habilitar el DMZ para la dirección IP del eero.