Boom de Mexicanos en Bélgica; Jupiler League, el nuevo nicho en Europa

Si bien es catalogada como una Liga de segunda o hasta de tercera categoría en Europa, la Liga de Bélgica se ha convertido desde hace tres años, en un nicho para jugadores mexicanos, quienes han encontrado en ese país una oportunidad de ya sea iniciar su carrera en el Viejo Continente o de continuarla una vez que «brincaron el charco».

El más reciente es el lateral izquierdo Gerardo Arteaga, quien a partir de la próxima temporada jugará en el KRC Genk, siendo el primer mexicano en jugar en ese club, el cual fue Campeón de Liga apenas en la temporada 2018-2019.

El equipo donde jugará Gerardo Arteaga Para la 2020-21, el Genk buscará regresar a los primeros planos de la Jupiler League, al tiempo de pelear nuevamente por entrar a competiciones europeas, ya que en la 2019-20, temporada que fue finalizada prematuramente por el covid-19 y en la que el Brujas fue declarado Campeón, el Genk terminó fuera de puestos europeos.

Fue en 2017 que México comenzó a voltear a ver a la Liga de Bélgica, principalmente porque Guillermo Ochoa firmó con el Standard de Lieja, equipo en el que estuvo por dos años como titular indiscutible, hasta que el año pasado regresó a México con el América, equipo de sus amores.

Pero también porque el mediocampista Omar Govea, dejó al Porto B para probar suerte en el futbol belga, donde ya ha jugado con tres equipos: Royal Mouscron, Antwerp y actualmente con el Zulte Waregem.

En el caso de Ochoa, el arquero fue Campeón de Copa en la temporada 2017-18, Subcampeón de Liga ese mismo año y también obtuvo un Subcampeonato de Supercopa de Bélgica en la 18-19, además de haber jugado Europa League con el Standard.

Antes de que Memo Ochoa llegara al Standard de Lieja, el primer mexicano en llegar al futbol belga fue el delantero Carlos Hermosillo, quien precisamente firmó con ese equipo pero en la temporada 89-90, es decir hace 31 años, club en el que jugó 14 partidos y solamente marcó un gol.

Hermosillo estuvo ese año y posteriormente volvió a México para jugar en Rayados, Cruz Azul y Necaxa; después se fue a Estados Unidos con el Galaxy y volvió una vez más a México para terminar su carrera en Atlante y Chivas.

Fuente Medio Tiempo