Frentes Políticos

11 de Mayo de 2020

1.  Pregunta. Quien sigue con una labor titánica contra la pandemia del COVID-19 en México es el director de Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, pues acudió a Morelos a ampliar la capacidad del Hospital General Regional No.1 de Cuernavaca, ya que se habilitarán 27 camas en tres pisos para dar una mejor atención a los enfermos por coronavirus. Nos informan que ahí estuvo acompañado el director del IMSS por Juan Manuel Lira, jefe de la Unidad de Atención Médica; por la directora del Hospital General Regional No.1, Delia Gamboa, y por Francisco Monsebáiz, representante del IMSS en Morelos. Y el gran ausente es el señor gobernador de Morelos, José Manuel Sanz, ¡ups!, perdón, Cuauhtémoc Blanco. ¿Dónde andará? ¿Preparando otro hospital de utilería?

2.  Buena acción. Los que sorprendieron a las madres ayer domingo fueron los elementos de la policía de la Ciudad de México, quienes se dedicaron a recorrer varias unidades habitacionales y calles para brindar serenatas a las mamás en su día. A las jefas de familia se les pudo ver muy contentas desde sus ventanas y balcones, pues, al terminar las melodías, brindaban prolongados aplausos a los elementos de la fuerza del orden. Gran acción y con sentido social fue la iniciativa encabezada por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, que deleitó y animó a todas las mamás en su día, respetando el confinamiento y, por supuesto, la sana distancia.

3.   No entienden. Y quienes cada sábado dan el mal ejemplo son algunos jóvenes del municipio mexiquense de Ecatepec, Estado de México, pues, otra vez, por tercera vez consecutiva, siguen haciendo fiestas ilegales en casas particulares. Ahora fue en la colonia Izcalli Santa Clara, donde llevaron a cabo la fiesta y hasta tenían una banda tocando en vivo, ah, pero no contentos con ello, se pusieron de mala copa y agredieron a los elementos que iban a pedir que se terminara la juerga. Uno2. hasta quiso hacerse el influyente y dijo tener contactos en el gobierno. Ojalá y esto sea lo último que se registre de desobediencias a las medidas de salud dictadas. Por el bien de todos.

4.   Oídos abiertos. El Senado de la República acordó citar al subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, así como a los secretarios de Salud, Jorge Alcocer; de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y al de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, para que expliquen las decisiones tomadas para la contención y combate del COVID-19, ante las dudas que tienen los legisladores federales. Que sea una reunión muy productiva, que los senadores de oposición sepan escuchar y que los del partido en el poder aprendan a preguntar. Recuerden, señores senadores, que ustedes trabajan para la sociedad mexicana, no para su partido, no hagamos de esto un circo. Necesitamos soluciones a la crisis de la pandemia que vivimos, no confrontaciones estériles que sólo dejan encono y distraen los esfuerzos para combatir la pandemia.

5.   Respeto al Estado de derecho. Por el bien de la democracia, la llamada Ley Bonilla no debería seguir adelante. Va un argumento básico, cuando los habitantes de Baja California acudieron a las urnas a elegir a sus gobernantes lo hicieron conscientes de que el periodo para el que elegirían a su gobernador era para dos años. Una ley hecha a modo no puede poner en riesgo el Estado de derecho, la credibilidad en la democracia y el equilibrio de poderes, dejar pasar dicha ley es permitir un atropello a la Constitución. Un Estado, para conservarse, debe, como primicia, respetar la ley, de no hacerlo y permitir hoy una violación al derecho, es abrir la puerta a que cualquiera que lo pretenda pueda violar la Carta Magna. Ni más ni menos.

fuente: Excelsior