Frentes Políticos

24 de Marzo de 2020

1.  Mártires de ocasión. Mientras el secretario de Educación, Esteban Moctezuma, llama a parar clases y tareas administrativas, en protección contra el COVID-19, y no sólo eso, atiende los procedimientos que día a día emite la Unesco para revisar las políticas y acciones que se han tomado en el mundo, hay quien no comprende de qué se trata la pandemia. Zenyazen Escobar García, el secretario de Educación de Veracruz, se viste de mártir desobedeciendo las instrucciones de Esteban Moctezuma, afirmó que ni él ni su equipo pueden parar actividades y además llamó a Consejo Técnico, una riesgosa junta multitudinaria a la que, por fortuna, la mayoría de los maestros no asistió, a pesar que, en un video, Escobar señalaba la importancia de acudir. Hay quienes dan la vida por lamer unas botas. Literal.

2.   Reglas de convivencia. A partir de hoy martes, la administración pública federal reducirá su plantilla laboral, mandando a sus trabajadores vulnerables a trabajar desde casa hasta el 17 de abril. Quedan excluidas las secretarías de Marina, Defensa Nacional, Seguridad Ciudadana y Guardia Nacional, la de Salud y las instancias de Protección Civil. Y serán los órganos internos de control quienes vigilen el cumplimiento a lo establecido por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Entre las personas vulnerables se encuentran: adultos mayores de 60 años, personas con discapacidad, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y con enfermedades crónicas no transmisibles. Todos los funcionarios públicos son responsables de la seguridad de los suyos. Que nadie juegue al héroe. La pandemia es real.

3.   Crimen a la baja. El gobierno capitalino informó que, de acuerdo con cifras del Gabinete de Seguridad Ciudadana y Procuración de Justicia, de diciembre de 2018 a febrero de 2020 los delitos de alto impacto disminuyeron 36.83 por ciento. De estos delitos, el homicidio doloso disminuyó 34% y el robo de vehículo 29.72 por ciento. La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, destacó que su administración implementa la Estrategia de Fortalecimiento de la Seguridad con cinco ejes fundamentales: Atención a las Causas que generan delincuencia y violencia; Más y Mejor Policía; fortalecimiento de las áreas de Inteligencia y Justicia; mayor coordinación entre la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y la Fiscalía General de Justicia; y diversas modificaciones en el marco legal local para incrementar las sanciones a delitos como la reincidencia y el feminicidio. Hay resultados, y no pasan inadvertidos.

4.   Buenas noticias. En medio de la crisis sanitaria, los mexicanos han gozado de lo que nunca: la baja en el precio de las gasolinas. En un recorrido por gasolinerías ubicadas en las alcaldías Cuauhtémoc, Benito Juárez e Iztapalapa se apreció la reducción del precio del carburante. El mayor precio por litro de la gasolina verde fue de 18.99 pesos en la estación de servicio 196, de la colonia Asturias, mientras que el más económico fue de 15.24 pesos, en la 02829, de Plutarco Elías Calles y Ermita Iztapalapa, donde decenas de automovilistas hacían fila. El fin de semana, a través de un video en sus redes sociales oficiales, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su administración tomó la decisión de reducir el precio. Muchos no se lo creen, pero, ¿qué Presidente lo hizo antes? Nadie.

5.   Cifras al paso. En un escenario en el que el 95% de la información que se genera es sobre el coronavirus, es grato saber que Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, presentó el informe de seguridad y los resultados que se han generado a partir del cambio de estrategia una vez que comenzó el gobierno de López Obrador. Aseguró: “Tenemos tres meses con una baja sostenida, aunque sea de manera marginal; no podemos sentirnos satisfechos con estos resultados, sin embargo, podemos afirmar que funciona la estrategia que se puso en marcha a partir del primero de diciembre de 2018”. Durazo rompe la tendencia histórica del delito de homicidio doloso. Y eso, aunque los detractores no lo acepten, es mucho.

fuente: Excelsior