‘Viñetas Brechtianas’ vuelven al escenario a 22 años de su creación


 

Ciudad de México. El espectáculo Viñetas Brechtianas, a cargo de las compañías Perro Teatro y Delirio Teatro, regresa a 22 años de su creación para realizar una temporada de siete funciones en el Foyer del Teatro de la Ciudad, a partir del sábado 22 de febrero.

Para Guillermo Guerrero, director de la puesta, el dramaturgo y poeta alemán Bertolt Brecht (1898-1956) y sus obras seguirán vigentes “mientras haya sociedades como la nuestra con tantas desigualdades”. Al ser un perseguido y exiliado, Brecht nunca dejó de hablar de lo que seguía pasando en casa.

“También cuando hablamos de injusticias, violencia y abuso de poder, nos referimos a lo que pasa en nuestra casa. Cerramos el espectáculo, desde que lo hicimos en 1998 hasta ahora, con un pequeño ladrillo que habla de cuál es nuestra casa, que hoy es Ni una más. Hoy, por desgracia, éste es el ladrillo que representa la casa donde vivimos. No podemos estar ajenos a esta realidad lacerante de la violencia de género, de los feminicidios que, por supuesto, son un mal terrible que han derivado de muchos años, no sólo de un sistema patriarcal, sino de una descomposición social. Al hablar de un hombre (Bretcht) que siempre estuvo comprometido tenemos que terminar con algo así”, dijo Guerrero en rueda de prensa.

Al retomar las Viñetas Brechtianas, el también politólogo explicó que “quisimos seguir hablando del reclamo de la sociedad de que el Estado cumple con lo que tiene que cumplir. De que hay una necesidad de recomponer el tejido social de este país, que es una tarea que no corresponde sólo al Estado, sino a todos nosotros: cambiar nuestras relaciones interpersonales, crear espectáculos de calidad que hablan de estos temas”.

Cuando Guerrero recibió el encargo de crear una puesta en escena para rendir un homenaje a Brecht con motivo de su centenario natal, le pareció que había que reunir dos o tres elementos indispensables para entender su presencia, una de ellas era su visión política, mientras que otra sería un carácter lúdico: “Brecht decía que por más correcto que fuera un mensaje político o social, si no estaba bien hecho, no iba a funcionar”.

A fin de lograr ese cariz lúdico, se buscó un concepto orientado por el cabaret alemán, es decir sketches, canciones y resaltar, sobre todo, “algo que aún es relevante: ese poema del que hicimos una canción en que dice ‘hay hombres que me dicen que las cosas tendrán que mejorar y me abstengo de preguntar cuándo porque hay muchas cosas que tienen que mejorar. Y hay algo que es importante: cambiar el mundo. Este poema viene en La medida, perteneciente a la etapa de obras didácticas de Brecht. Como ésta hemos entresacado otros poemas de otras canciones”.

Sobre la vigencia del dramaturgo, Guerrero recuerda que es quien abre la puerta para toda la experimentación posdramática, a la vez que cuestiona con mucha claridad la dramática aristotélica más convencional que se venía dando.

Precisa: “El espectáculo abraca un amplio rango expresivo que pasa por la comedia, el realismo y la farsa. Está estructurado a partir de una serie pequeños extractos de lo que fue la comparecencia de Brecht ante el Comité de Investigación sobre Actividades Antinorteamericas. En Nueva York hizo una versión de La vida de Galileo y fue acusado de actividades antinorteamericanas”. Se eligió La mujer judía, escena de la obra Terror y miserias del Tercer Reich, por representar la parte más realista del teatro brechtiano. Otra escena es completamente fársica, extraída de la obra didáctica Baden-Baden, al que se le ha puesto El minuto del payaso.

El espectáculo cuenta con la actuación de cuatro actores (Guillermo García Proal Ortoz Soyuz, Darinka Olmedo, Karen Daneida y Sofía Gabriel, las dos últimas alternan funciones), el vestuario es de Adolfo Cruz.

El Teatro de la Ciudad se ubica en Donceles 36, colonia Centro Histórico. Las funciones serán del 22 de febrero al 1 de marzo.

fuente: LaJornada