Una semana después

YURIRIA SIERRA

11 de Febrero de 2020

Hace exactamente una semana, este espacio habló sobre aquella propuesta de la FGR que avanzaron tres legisladoras: la eliminación de la figura del feminicidio. Este delito, que se ha incrementado en 135% en los últimos cinco años, no puede ni debe reclasificarse para facilitar el trabajo de los ministerios públicos. Por el contrario, se debe buscar que, justo los MP, estén debidamente preparados para consignar correctamente. Es lo que establece el Código Penal. Fue lo que resolvió la SCJN con el fallo del expediente de Mariana Lima Buendía. Insistimos en ello: el pendiente no sólo es reducir la incidencia de este delito, sino también garantizar que el sistema penal esté listo para resolver los casos correctamente y que las familias de las víctimas no tengan que pasar por un nuevo calvario en la búsqueda de justicia. Ante un tema tan sensible, ¿por qué dejar varios días este tema nadando en la desinformación?

Una semana. Dejaron pasar una semana. Siete días corrió aquel trascendido que, nos dijeron ayer, se habrá difundido de manera equivocada (con total intención). Alejandro Gertz Manero corrigió lo que desde el primer fin de semana del mes circula tras la confirmación de las diputadas: la Fiscalía General de la República no busca eliminar la figura del feminicidio. Textual lo dijo así en Palacio Nacional a pregunta expresa: “Yo espero que con la misma claridad que se lo estoy explicando a usted, y les dije que había una situación que había que reformar, que ese delito, manteniendo su autonomía, deberíamos de hacerlo mucho más sencillo para proteger a las víctimas, para proteger a las mujeres, para darles mayor empoderamiento en la defensa de su vulnerabilidad. Ellos, sobre todo algunos grupos feministas, me dijeron que no entendían con claridad cuál era la propuesta (…) ¿Qué estamos haciendo? Primero, visualizando un problema muy grave. Segundo, estableciendo que hay un grupo muy delicado de seres humanos que pueden ser los niños, y en este caso las mujeres, a lo que hay que proteger. El delito no está, de acuerdo con nuestro punto de vista, lo suficientemente claro para hacer esta defensa. ¿Por qué? Porque en los homicidios no tenemos ese aumento y en los feminicidios sí. Todo es lógica elemental (…) Pedí a la gente que me ayuda que trajera otra vez el mismo documento, que son las mismas palabras que yo dije, lo mismo que la institución propuso, y va a estar aquí a disposición de ustedes para no hacer perderles el tiempo y que tengan ustedes un documento claro, preciso de cómo es que creemos que se debe de defender a las mujeres en este caso en que el delito ha cuadriplicado el nivel de homicidio en el país…”.

Esta declaración tardó en llegar una semana. La coyuntura nacional no está para polémicas. Era un tema de fácil aclaración. Tras las primeras revelaciones de aquella reunión con diputados, ninguna autoridad de la FGR emitió comentarios. El tema se mantuvo ahí, en el terreno brumoso. Hasta ayer lunes fue que el fiscal finalmente lo aclaró; pero, de paso, también hubo regaño y acusación: “Se ha manipulado mucho sobre este asunto en los medios, no en todos, desde luego, los que no nos ven con buenos ojos aprovechan cualquier circunstancia para generar campañas de difamación, así de claro, de distorsión, información falsa…”, sentenció Andrés Manuel López Obrador, luego de que otra reportera retomó este asunto en la conferencia. Menos mal que este encuentro con los medios es para informar. Una semana dejaron pasar, una semana para hacer esta aclaración.