Probables coacusados de Collado, en juzgados del Reclusorio Norte

José Antonio Rico Rico y José Antonio Vargas Hernández, probables copartícipes del abogado Juan Collado, ingresaron al área de juzgados del Centro de Justicia Penal Federal, con sede en el Reclusorio Norte.

José Antonio Rico Rico y José Antonio Vargas Hernández, probables copartícipes del abogado Juan Collado en los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita en transacciones financieras de la empresa Caja Libertad, ingresaron antes de las 7:30 de la mañana de este martes al área de juzgados del Centro de Justicia Penal Federal, con sede en el Reclusorio Norte, donde serán puestos a disposición de un juez de control federal.

Hoy a las 10 de la mañana está agendada la audiencia inicial de ambos empresarios capturados ayer por la Fiscalía General de la República (FGR), en Matehuala, San Luis Potosí , ya que ambos figuraban como socios de esa empresa que habría sido utilizada para lavar dinero.

La orden de aprehensión correspondiente fue emitida el 6 de julio por el juez de distrito especializado en el sistema penal acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en la Ciudad de México, con sede en el Reclusorio Preventivo Norte.

Elementos de la Policía Federal Ministerial, después de un largo seguimiento, lo localizaron en Matehuala, donde se le certificó médicamente para trasladarlo al penal capitalino.

De acuerdo con las indagatorias, presuntamente Rico Rico, considerado un importante empresario de la zona del Bajío, es una de las personas que participó en fraudes cometidos a través de la empresa financiera Caja Libertad en diciembre de 2010, organización financiera de la cual fungía como presidente, y que se utilizó para lavar el dinero relacionado con la compra venta del inmueble por el que se libró la orden de captura contra el abogado Juan Collado y copartícipes.

En la causa penal 269/2019, donde se vinculó a proceso a Juan Collado, la Fiscalía General de la República aportó las pruebas suficientes, entre ellas el testimonio de Sergio Hugo Bustamante, denunciante de litigante y cinco personas más entre ellas el “Rey de los casinos”, Javier Rodríguez Borgio; el presidente de Caja Libertad, José Antonio Rico Rico, y el propio litigante en realidad eran prestanombres de los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto.
Según Bustamante Figueroa, a través de Caja Libertad, se habrían entregado cien millones de pesos para financiar la campaña del actual gobernador de Querétaro.

«Tuve conocimiento por diversos conductos (llamadas telefónicas y mensajes personales) que (textual) no le buscara tres pies al gato dado que, atrás de Rico Rico y Collado estaba gente muy pesada que, en realidad eran los verdaderos propietarios de Libertad Servicios Financieros, refiriéndose en particular y mencionándolos por su nombre a Enrique Peña Nieto, Carlos Salinas de Gortari, Francisco Domínguez Servién, Mauricio Kuri (líder de la bancada panista en el Senado), sorpresivamente miembro del Consejo de Libertad Servicios Financieros».