Evalúa AMLO enviar nueva iniciativa de reforma para reducción salarial

Aspectos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

 

Si con las reformas aprobadas para reducir los altos salarios de funcionarios públicos no es suficiente para dejar claro que no se pueden tener altas percepciones en otros poderes u organismos, el Ejecutivo enviará una nueva iniciativa de reforma constitucional para que reduzcan los salarios, sostuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien consideró que en algunos casos se está acudiendo a «chicanadas» para obtener amparos contra la reforma.
«El que gana 600 mil pesos con todo respeto es un corrupto. No se necesita presentar pruebas. Si se está en la  iniciativa privada se puede ganar hasta 3 millones de pesos, pero el gobierno es para servir no para obtener beneficios personales».
Al abundar sobre la conversación que sostuvo el martes con los lideres parlamentarios de Morena, Ricardo Monreal y Mario Delgado, el mandatario dijo que el tema de las percepciones de altos funcionarios públicos «no es un asunto jurídico, es moral. No creo que les convenga a las instituciones públicas que existan funcionarios que ganen más de 600 mil pesos mensuales. Debería darles vergüenza aferrarse a esos sueldos, es un absurdo, una inmoralidad. No es el caso de los ministros, pero se acude a chicanadas».
-¿Tendrá un diálogo con el presidente de la Suprema Corte?
-Estamos haciendo una evaluación para ver cómo están quedando las cosas, cuánto están cobrando y si hace falta enviar una iniciativa…es mi facultad.
Sin embargo, descartó que para forzar reducciones salariales en el Poder Judicial se apele a una renovación general de sus integrantes como ocurrió en el sexenio de Ernesto Zedillo.
Para López Obrador «se está abusando de esta mala interpretación pero se puede volver a enviar una iniciativa para reformar la Constitución y ser más precisos. «Me gustaría que el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM pudiera emitir una recomendación».
Acusó a la oposición en el Congreso de ir contra las modificaciones importantes que pretende este gobierno como introducir la revocación del mandato, eliminar el fuero o impedir que los funcionarios que abandonen el cargo puedan trabajar en empresas ligadas al sector donde laboraron en sus funciones.
Fuente: La Jornada