El 97% de llamadas al C5 de Toluca y Ecatepec, son falsas

Luis Felipe Puente (extrema derecha) en las instalaciones del C5 en el Estado de México.

El coordinador general de protección civil en el estado de México, Luis Felipe Puente, informó que el 97 por ciento de llamadas de emergencia que se reciben en los Centros de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad (C5) de Ecatepec y Toluca son de broma o falsas alarmas, sobre todo durante la época de vacaciones.

Exhortó a los ciudadanos a abstenerse de realizar este tipo de llamadas y argumentó que tal porcentaje aumentó sobre todo por personas que lamentablemente creen en todo lo que escuchan o ven en redes sociales.

“Es imprescindible contar con el apoyo de medios de comunicación serios que al realizar su labor social de informar con veracidad, le cierran el paso a rumores que sí propician desgracias entre la población. Las llamadas de broma le cuestan mucho dinero al gobierno”, dijo.

Sostuvo que hace mucha falta una campaña de concientización dirigida a los habitantes de nuestro país, para que se abstengan de realizar llamadas falsas a los números de emergencia en la entidad pues se pierde tiempo, recursos económicos y se provoca pánico entre la gente, que a veces puede tomar decisiones fatales.

Puente Espinosa también hizo un llamado a los 125 presidentes municipales de la entidad para que tomen las previsiones correspondientes, en cuanto a la limpieza de barrancas, laderas, cuencas y drenajes, para evitar anegaciones de consideración, ante la temporada de lluvias que ya inició.

“Es urgente lanzar una campaña permanente dirigida a la toda la sociedad en la que se les concientice sobre el hecho de que no deben arrojar basura a la calle, porque la acumulación de esta en las calles, en las coladeras, y en sitios que se toman como basureros, es lo que más ocasiona que al llover, la fuerza del agua arrastre todo esto a las alcantarillas que se tapan”.

Recordó que en las primeras tormentas que cayeron en la entidad, en los 8 municipios donde se registraron anegaciones fuertes, fue por la gran cantidad de basura que tapó los drenajes.

Fuente: La Jornada