AMLO contradice cifras oficiales de homicidios; “tengo otra información”, repite

 

Arsenal

FRANCISCO GARFIAS

 

 

 

13 de Abril de 2019

Por un tuit de Raymundo Riva Palacio me enteré que las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica (SESNSP) desaparecieron unas horas de su página de internet. Ocurrió tras el esgrima verbal que AMLO sostuvo con el periodista Jorge Ramos alrededor del número de homicidios en México en lo que va de la 4ª T.

La alerta sobre la “desaparición” de las cifras la había dado previamente Isabel Miranda de Wallace en esa misma red social: “Misteriosamente bajan de internet reportes de delitos del Secretariado Ejecutivo en los que sustentó @jorgeramos su pregunta al Presidente @lopezobrador_ esta mañana. Los sustituyeron por reportes de víctimas que pertenecen a otro  apartado. ¿Porqué retirar la información?”, preguntó la mera mera de Alto al Secuestro.

— No han aumentado. Yo tengo otra información, reviró AMLO.

— Sí han aumentado, son cifras de su propia Secretaría de Seguridad. ¿No son ciertas?, preguntó Ramos.

— Vamos viéndolas. Yo no les voy a decir porque no me gusta decir mentiras, reviró el Presidente.

Y como de costumbre se fue por otro rumbo: “En dos sexenios perdieron la vida, desde que un Presidente declaró la guerra al narcotráfico y le pegó un garrotazo a lo tonto al avispero, alrededor de 250 mil mexicanos”.

Ramos lo atajó: “Sí, pero yo digo de su gobierno: en diciembre murieron 2 mil 875; en enero, 2 mil 853; en febrero, 2, 796, si sigue así va a ser el más violento de la historia moderna de México”.

Ramos tenía razón. Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, presentó cifras idénticas a las de Ramos, poco después de que se retiró el Presidente.

 

¿De dónde habrá sacado AMLO las “cifras diferentes”?

Morena tiene 48 horas para “fundar y motivar”, en un nuevo dictamen,  la designación de Miguel Barbosa Huerta, su candidato a la gubernatura de Puebla. Es el plazo que le dio el TEPJF al partido que fundó a ese partido para explicar la encuesta en la que Barbosa sólo sale arriba de Alejandro Armenta en un rubro: conocimiento.

Hay confusión sobre el significado de la resolución, que algunos interpretaron como el retiro de la candidatura a Barbosa. En el TEPJF, sin embargo, nos dejaron claro que se mantiene como abanderado de Morena.

Dice la resolución: “Se estimó fundado y suficiente para revocar las resoluciones partidistas el argumento relacionado con la falta de fundamentación del dictamen emitido por el CEN, debido a que se limitó a designar la candidatura, sin precisar los motivos específicos por los que arribó a esa determinación. El registro de la candidatura de Barbosa ante el INE deberá quedar condicionado a los efectos de la emisión del nuevo dictamen de ese partido en los términos señalados por el Tribunal”.

La votación en el Tribunal fue de tres contra tres, pero el magistrado presidente, Felipe Alfredo Fuentes Barrera, tiene voto de calidad.

 

En el equipo de campaña del senador Alejandro Armenta celebraron la resolución del TEPJF como una victoria moral. El propio Armenta, autor de la impugnación, dijo:

“El fallo confirma que la impugnación que presenté para proteger mis derechos políticos, ciudadanos partidistas, fue justa. Le dan 48 horas a mi partido para que fundamente en la interpretación de la encuesta, que gané, y a él lo asignan como candidato”.

Barbosa reaccionó con prudencia. Posteó un tuit en el que se compromete a acatar la resolución del TEPJF. “Espero el cumplimiento que de la misma haga el CEN de Morena. Me siento honrado de seguir siendo candidato de la Coalición Juntos Haremos Historia”.