Buscan alcanzar objetivos trazados por la 4T

 

El presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados señaló que uno de los propósitos es fortalecer el gobierno corporativo de Pemex

 

 

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Manuel Rodríguez González, presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, aclaró que la reforma para dar más poder al director de Pemex, lo que busca es agilizar la toma de decisionesdentro de la empresa productiva del estado, para alcanzar los objetivos trazados por el Gobierno de la Cuarta Transformación en materia de exploración, explotación y refinación de hidrocarburos.

Para en 2024 terminar con la dependencia del extranjero en materia de hidrocarburos y combustibles. En entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Imagen, el morenista destacó que la idea es pasar de un millón 730 mil barriles de petróleo crudo que se  producen hoy día, a dos millones 624 mil barriles diarios.

Aclaró que de las 28 facultades que tiene actualmente  el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos, sólo tres se redireccionarán al director general, el cual tendrá voz, pero no voto en este consejo. 

De aprobarse la reforma, detalló, el director de Pemex podrá  aprobar las políticas de recursos humanos y remuneraciones;  nombrar y remover a directivos que  ocupen las dos jerarquías inmediatas inferiores, y tercero; aprobar las políticas  y procedimientos para  la  celebración de operaciones, con sus filiales o con otras personas. 

Con ello, agregó, se busca fortalecer el gobierno corporativo de Pemex y que su director general tenga herramientas más fuertes para poder operar y ejecutar la política integral aprobada en el seno del Consejo de Administración.

Afirmó que no temen a una reacción adversa de los mercados.  

No creo que sea así. Hemos comprobado cómo funcionan algunos otros consejos de administración de empresas de otras partes del  mundo, en los que el director tiene voz y voto. Aquí sólo tendrá voz, para que haya un justo equilibrio”, remarcó. 

El proyecto  de reforma  se encuentra en la Comisión de Energía, la cual lo revisará, analizará y el su caso, aprobará el próximo miércoles, para la siguiente semana, turnarlo al Pleno de la Cámara Baja, para  su votación y eventual aprobación.