Trump es sometido a un examen médico… estos son los resultados

 

 

Durante más de cuatro horas el presidente Donald Trump fue revisado por diversos especialistas

 

 

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS.- El presidente Donald Trump fue sometido este viernes a un examen médico de rutina, un acontecimiento anual tradicional para los mandatarios estadounidenses.

Durante cerca de cuatro horas, el mandatario estadunidense fue revisado por 12 especialistas en diversas áreas médicas.

RESULTADOS DEL EXAMEN

Donald Trump, tiene una ‘muy buena salud’, dijo el viernes el médico de la Casa Blanca luego de cuatro horas de exámenes para revisar si las órdenes de que siguiera una dieta más saludable han rendido frutos.

Los detalles sobre el peso, niveles de colesterol y presión arterial de Trump no fueron divulgados en el comunicado del médico de la Casa Blanca, Sean Conley, luego de que él y 11 especialistas sometieron al presidente de 72 años a una serie de exámenes médicos.

Si bien los reportes y recomendaciones se están completando, estoy feliz de anunciar que el presidente de Estados Unidos tiene muy buena salud y espero que siga así durante el resto de su presidencia, y más allá”, afirmó Conley.

Trump se sometió a su segundo examen físico como presidente en el Walter Reed National Military Medical Center. Conley dijo que Trump no pasó por procedimientos que requirieran sedantes o anestesia, lo que significa que no se hizo una colonoscopia.

Hace poco más de un año, el médico de Trump lo declaró con “excelente salud”, pero se indicó al mandatario que tratase de perder entre 4.5 y 7 kilogramos a través de una dieta más sana y haciendo ejercicio. Hay poca evidencia que apunte a que ha perdido una cantidad significativa de peso.

Asesores dijeron que ahora el republicano come más pescado, pero que aún disfruta de los filetes, bien cocidos y con ketchup, y de las papas fritas preparadas por los chefs de la Casa Blanca y del Trump International Hotel en Washington. Trump también tiene una documentada inclinación por la comida rápida.

 Trump ha reconocido que no ha sido tan estricto con la dieta. Tampoco se sabe que entre al gimnasio de la Casa Blanca para hacer ejercicio.

El presidente recibió un plan de dieta y ejercicios el año pasado después de su examen físico anual, pero el presidente admite que no lo ha seguido con rigurosidad”, dijo el portavoz de la Casa Blanca Hogan Gidley.

En el examen físico del año pasado, Trump pesó 108 kg. Su ritmo cardíaco en reposo fue de 68 latidos por minuto (lpm), su presión arterial fue de 122/74 y su colesterol total fue de 223 (HDL 67, LDL 143).

En ese examen de 2018, una prueba de esfuerzo encontró una capacidad de ejercicio superior a la media y una evaluación cognitiva normal.

Trump toma diariamente una dosis de 10 miligramos (mg) de Crestor para reducir el colesterol, 81 mg de aspirina para la salud cardíaca y 1 mg de Propecia para la prevención de la pérdida de cabello.

 

Con información de Reuters y AP