Realidades a modo

Nudo gordiano

YURIRIA SIERRA

 

 

 

Donald Trump dijo, en la semana, que los salarios “están subiendo más rápido que en las décadas pasadas”, pero los registros dicen otra cosa.

 

09 de Febrero de 2019

1) Nicolás Maduro dice: “Venezuela no va a permitir el show de la ayuda humanitaria falsa, porque nosotros no somos mendigos de nadie (…) Eso no es ayuda, es un mensaje de humillación al pueblo, porque si quisieran ayudar deberían cesar todas las sanciones económicas (..) El paquete es muy bonito por fuera, pero por dentro lleva veneno”. Los venezolanos responden: “Si Maduro no los deja pasar, nosotros, los venezolanos, lo pasaremos a la fuerza, nos uniremos todos aquí en Cúcuta y llamo a todos los venezolanos que están en Cúcuta y en el exterior que vengan a apoyarnos para hacer llegar ese medicamento, esa ropa, esa alimentación…”.

2) El gobierno de México, a través de Hugo Eric Flores, delegado federal para los programas de Bienestar Social en Morelos, afirma: “La planta termoeléctrica es de ciclo combinado, que es la tecnología más eficiente desde el punto de vista energético y la menos contaminante desde el punto de vista ecológico…”. Lo dijo en el anuncio de la termoeléctrica que será sometida a consulta, en próximos días, Morelos y algunos municipios de Puebla y Tlaxcala. Sin embargo, el mismo cuento que con la decisión de cancelar el NAIM y con la luz verde al Tren Maya: nadie sabe nada de los estudios ambientales, al ser un proyecto de López Obrador, las voces de los activistas no serán escuchadas como sucedió con Texcoco; además, se requiere otro análisis, pues el proyecto se levantará en zona sísmica. Flores afirmó que ya lo solicitó a la UNAM. ¿Cuánto tardará la espera por la opinión de los expertos? Como sucedió con lo planeado en la Península de Yucatán, aunque no tengamos estos datos, ya hay fecha para la consulta de la que podemos adivinar el resultado.

3) Lo siguiente se escuchó, el martes por la noche, desde el Congreso de Estados Unidos, habla Donald Trump: “Todos los americanos pueden estar orgullosos de que hay más mujeres trabajando que nunca (…) Los salarios están subiendo más rápido que en las décadas pasadas (…) Hemos creado 5.3 millones de nuevos empleos e importantemente añadido 600,000 nuevos empleos manufactureros”. Pero los registros dicen otra cosa. Politifact, una organización sin fines de lucro, refutó estos datos: la fuerza laboral femenina bajó en el último mes de 2018, al pasar de 73.9 millones a 73.6. Sobre el aumento al salario, aunque en cuestión de dólares pasó de 351 a 355, si el incremento se mide en porcentaje de incremento, tenemos que con Barack Obama era de 7.5%, el aumento con Trump representa sólo el 1.1 por ciento. Y sobre el número de empleos generados, su afirmación es aún más tramposa, pues a los 5.3 millones de empleos a los que hizo referencia, habrá que restarle 500 mil generados previo a su inicio de mandato. Empleos que irían, en dado caso, al saldo a favor del ocupante previo en la Casa Blanca. Y no fue la única realidad maquillada de la que habló: “La ciudad fronteriza de El Paso, Texas, suele tener tasas extremadamente altas de violencia criminal, una de las más altas de todo el país, y suele considerarse una de las ciudades más peligrosas de nuestra nación. Ahora, inmediatamente tras la construcción, con una poderosa barrera, El Paso es una de las ciudades más seguras de nuestro país…”, pero The Washington Post reporta que, a diferencia de Ciudad Juárez, con la que hace frontera, El Paso jamás ha estado en la lista de las 25 ciudades más peligrosas de Estados Unidos, de hecho, hace 10 años era considerada una de las urbes más seguras del país.

4) “Corea del Norte, bajo el liderazgo de Kim Jong Un, se convertirá en una gran potencia económica. Podrá sorprender a algunos, pero no a mí, porque yo ya logré conocerlo y entender qué tan capaz es. Norcorea se convertirá en un misil muy diferente: ¡uno económico!”. Eso tuiteó, ayer, Donald Trump sobre el tirano de las Coreas, al mismo tiempo que encabeza una cruzada paralela para liberar a Venezuela de Nicolás Maduro, su tirano, y restablecer lo único que dice que le importa: el restablecimiento de la plena democracia.

Cuatro casos claros de cuando la realidad deja de ser contexto, para ser sólo un elemento para una construcción a modo, que servirá para hacer que funcione un discurso a todas luces equivocado. El régimen seudodemocrático que acusa intervención. El proyecto energético trasnochado. La Presidencia cuestionada del magnate ávido de reflector. Qué peligroso cuando el futuro se dibuja a partir de realidades que no existen. Cuánto daño.

Fuente Excelsior