Semifinalista en aprietos; Cruz Azul celebró su último título hoy hace 21 años

 

En el aniversario 21 de su último título, la Máquina se encuentra en plena expectativa para avanzar a la Final del A2018.

 

Ciudad de México –

El aniversario 21 del último título de Cruz Azul le llegará en plena expectativa para avanzar a la Final del Apertura 2018, aunque no con el mejor escenario por la derrota en la Ida de la Semifinal el miércoles pasado ante Rayados.

El 7 de diciembre de 1997, la Máquina heroica encabezada por Carlos Hermosillo levantaba su trofeo más reciente, gracias al épico gol de penal, con el delantero con camiseta ensangrentada, luego de sufrir una falta en el rostro por parte del portero Ángel David Comizzo.

El equipo celeste, entonces dirigido por Luis Fernando Tena, había ganado la Ida 1-0 en el Estadio Azul, pero se vio en desventaja en la Vuelta en el Estadio León por un gol de Misael Espinoza al minuto 53’.

El partido se fue a tiempo extra y fue hasta el 90’ cuando entró Hermosillo, quien aún no se recuperaba de una fractura en las costillas que sufrió en Semifinal, por lo que tampoco disputó completa la Ida de la Final.

“Fue una gran decisión y lo mejor que me pudo haber pasado”, dijo Hermosillo. “Fue un partido difícil porque se daba en León, pero estábamos muy concentrados y se me dio la oportunidad de entrar, me dijo Luis Fernando Tena porque solo iba a entrar si se necesitaba y tuve la fortuna de entrar y poder definir el partido”.

Hermosillo portaba un chaleco especial pero aun así marcó el gol del título que al mismo tiempo significó el inicio de una sequía que todavía sufre la Máquina, a la espera de ganar al menos 1-0 este sábado para llegar a la Final, donde no les caería mal encontrarse con un Comizzo, quien años después del incidente acepta que quedó estigmatizado por cometer esa falta.

“Hay muchas cosas que no puedo negar, eso forma parte de mi pasado”, expresó. “Lamentablemente pasó eso, fue un accidente lo que ocurrió. Sufrimos mucho, sufrió la afición, sufrí yo, sufrió mi familia, sufrieron mis compañeros, sufrió mi entrenador porque habíamos hecho un esfuerzo tremendo”.

Medio Tiempo