Previo a firma del T-MEC, empresarios esperan que EU elimine aranceles al acero

CIUDAD DE MÉXICO.-El sector empresarial confía en que los aranceles al acero y aluminio -que impuso Estados Unidos a importaciones mexicanas- sean eliminados antes de firmar el nuevo acuerdo comercial de Norteamérica.

Creemos que aún hay una oportunidad de resolver esto antes de la firma (del tratado entre los tres socios) y estamos empujando para que así sea”, comentó el coordinador del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCENI), Moisés Kalach.

‘El propósito es eliminar aranceles al acero y al aluminio’: Guajardo

La firma del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se tiene programada para mañana viernes en Buenos Aires, Argentina, a las 09:00 horas (tiempo local) y será durante los trabajos del G-20, apuntó.

El empresario reconoció que ha sido complicado llegar a acuerdos conclusivos para dejar atrás la medida arancelaria, conocida como Sección 232, por las diferencias que se tienen entre ambos países.

Pero hay unas propuestas que están yendo y viniendo”, argumentó Kalach, quien refirió que este miércoles sostuvo reuniones con los representantes del sector acerero y entiende la preocupación de los sectores afectados, porque se pretende continuar con una relación de libre comercio.

Si se está intentando con toda la fuerza antes de que se concluya la firma, pero sólo si nos conviene y es bueno para México”, insistió.

Canadá anuncia aranceles que afectarán al acero mexicano

A finales de marzo pasado, el presidente estadounidense, Donald Trump, impuso los aranceles a varios países y decretó exenciones temporales para la Unión Europea, México, Brasil, Argentina y Australia, pero tiempo después cumplió con la amenaza.

En respuesta, el gobierno mexicano hizo lo propio y también puso impuestos de entre 15 y 25 por ciento a los productos de acero y algunos bienes agrícolas, como piernas y paletas de carne de cerdo, manzanas, arándanos, quesos, papas y whisky que proviene de aquella nación.

Los aranceles fueron por un monto cercano a tres mil millones de dólares, valor que fue equivalente al daño que recibiría México por la medida del gobierno estadounidense.

chg/EXCELSIOR